Alcoa insiste en que las propuestas de compra de Liberty «no son realistas»

A cinco días de que finalice el proceso de venta, no hay entendimiento


VIVEIRO / LA VOZ

Las contraofertas presentadas por Liberty House el pasado viernes para la compra de la planta de aluminio primario de Alcoa en A Mariña, «siguen sin ser realistas» para la multinacional norteamericana. No hay entendimiento y quedan cinco días para que finalice el plazo marcado para la negociación. Una semana que podría ser suficiente, aunque parece difícil a juzgar por lo distantes que están las posturas de ambas empresas.

¿Cabe una prórroga? Habrá que ver qué depara esta semana, que se prevé intensa. Qué mediación pueden ejercer tanto el Gobierno, a través del Ministerio de Industria, como la propia Xunta de Galicia, por medio de la Consellería de Economía. En medio también la presión de los trabajadores con acciones protesta y movilizaciones.

A día de hoy Alcoa y Liberty House no han logrado siquiera llegar a un acuerdo en las condiciones generales de la compra, que era el primer paso de este proceso de venta. No se ha hecho auditoría. Parece imposible que dé tiempo a concretar las tres fases previstas en la negociación en apenas cinco días contando sábado y domingo.

Los representantes de los trabajadores se mostraban algo más confiados a finales de la pasada semana al unirse Gobierno y Xunta para mediar y situarse ambas administraciones del lado de los trabajadores, presionando a Alcoa para que facilite la venta.

Los trabajadores están dispuestos a luchar y a pelear hasta el final por mantener la actividad y el empleo. Para que no se apaguen las cubas.

Iniciativa del PP en el Parlamento gallego para lograr una venta «en serio riesgo»

«O PPdeG defenderá no pleno do Parlamento desta semana unha proposición non de lei a través da que se demanda ao Goberno do Estado que os proxectos do plan industrial de Liberty House para as fábricas de Alcoa poidan optar ao Fondo Europeo de Recuperación, ao tempo que se fixe un prezo eléctrico competitivo, que pase pola aprobación dun estatuto para consumidores electrointensivos, o incremento das compensacións por custos indirectos de CO2 e un novo sistema de xestión da demanda que substitúa á poxa por interrompibilidade».

El portavoz popular en el Parlamento, Pedro Puy, expuso ayer esta iniciativa y esperan contar con la colaboración de los demás grupos políticos. Se trata de apoyar entre todos la operación de venta de la planta de aluminio de Alcoa a Liberty House, «en serio riesgo de fracasar» en este momento.

«A Xunta xa expresou a súa máxima colaboración para colaborar e formar parte da solución definitiva, pero é necesario que as empresas poñan tamén da súa parte para chegar a un acordo neste proceso», señalaba Pedro Puy. «Es improbable en este momento», advierte Alcoa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Alcoa insiste en que las propuestas de compra de Liberty «no son realistas»