La vida los juntó y el colegio los unió todavía más durante 29 años

Gema Cillero y Álvaro Prieto se jubilan tras casi cuatro décadas de docencia


BURELA / LA VOZ

Querer recoger en este reportaje la trayectoria profesional de los profesores Gema Cillero García y Álvaro Prieto García es como pretender en un tweet sintetizar la historia de Europa. Ambos se jubilaron el pasado 31 de agosto tras 37 años entregada ella a la docencia y 36 él. Pareja fuera de las aulas fueron también un tándem en el CEIP Plurilingüe Vista Alegre de Burela, donde Gema ejercía como profesora de inglés y directora y Álvaro, como jefe de estudios y docente de música. Después de ser dos de los pilares en el desarrollo del colegio, actualmente de línea 2 y con 306 alumnos, Gema y Álvaro intentan adaptarse a la nueva etapa.

Desde la distancia han seguido el inicio de un curso escolar diferente y que para ellos, de continuar en activo, sería difícil de afrontar: «Con isto do covid-19, coas máscaras, coa limitación de arroupar fisicamente aos nenos..., recoñezo que sentiría un certo temor a vivir no cole unha realidade moi diferente a de todos estes anos», reconoce Gema, que en el curso 2002-2003 sucedió en la dirección a César López Fulgueira y que ahora cedió el testigo a José Manuel Díaz. Convertir el Vista Alegre en el colegio en el que te gustaría impartir clase es hoy un objetivo cumplido en un centro plurilingüe desde el 2011, pluriinfantil desde hace unos cuatro años, integrado en el Plan de Mellora de Bibliotecas desde el curso 2006-07, con E-Dixgal, con transporte escolar desde casi el principio, con jornada continua desde 2006 (el primero de la provincia después de Lugo capital), centro en la red eTwinning, pionero en proyectos europeos... Logros fruto de la gestión con autoridades educativas, con los docentes, con las familias y con los alumnos, y también producto de la pasión que Gema y Álvaro profesan por su oficio. Ambos cursaron Magisterio en Lugo y el destino quiso que fueran los estudios los que los unieran en lo personal. En primero de carrera él suspendió francés y ella fue su profesora de clases de verano.

Crecer

En materia educativa su trayectoria vital está íntimamente ligada a la historia del colegio Vista Alegre. Padres de dos hijos fueron a la vez docentes y tutores de cientos de burelenses que han visto crecer y formarse, también en el plano personal. Porque Álvaro, que es de los que cree que «a conexión que estableces cos alumnos vai máis alá do reglado», fue profesor de varias generaciones: «Dinlle clase a un avó en nocturno e despois ao seu fillo e ao seu neto no cole».

A pesar de haber sido testigos de que la legislación educativa ha sido un baile continuo en España, cambios «que te van minando pouco a pouco», la vitalidad de Gema le impide rendirse: «Un centro non pode deixar de facer cousas. Sempre hai que estar pensando en adaptarse aos tempos e ao mundo».

Apoyo

El nuevo equipo docente sabe del apoyo incondicional de Gema y de Álvaro. Ella ofrece un consejo: «Os problemas sempre os hai que afrontar, non esconderse deles». Ambos saben de lo que hablan. Entre decenas de anécdotas reconocen que uno de los momentos más agrios lo vivieron con la ocupación de casi dos plantas de instalaciones del Vista Alegre por parte de alumnado del IES Perdouro. Una decisión de autoridades educativas temporal que acabó prolongándose durante catorce años y que condenaba e impedía al colegio seguir creciendo, explica el ya exjefe de estudios. Gema recuerda que en 2010 tenían tres unidades de infantil y seis de primaria. Pelearon hasta el final por recuperar su espacio y con el tiempo se vieron los frutos; en 2016 contaban con 4 de infantil y ocho de primaria; en 2018, con seis de infantil y 10 de primaria y en agosto del 2020, cuando se jubilaron, con seis de infantil y doce de primaria.

Todas las conquistas requirieron horas y horas de gestión. El comedor tenía 47 alumnos en 2015-16, cuando pasó de manos del Anpa a la consellería. Actualmente 113 escolares disfrutan de ese servicio y para el 80 % es gratuito, explica Álvaro, que cursó la especialidad de Xeografía e Historia (antes, Ciencias Humanas).

La conquista de un centro abierto a Europa

Pero si de una conquista está especialmente satisfecha la exdirectora es de ser pioneros en proyectos europeos. Su experiencia vital seguro que influyó en que Gema participara desde 1996 en varios cursos. En 2001 hicieron la primera visita al colegio Balén (Bélgica), adonde en 2008 viajaron con alumnos. «Aquela experiencia foi excepcional, aínda hai alumnos que se acordan», explica la maestra que confiesa orgullosa que hace días les comunicaron la aprobación del proyecto Erasmus por dos años con centros de Bélgica, Rumanía, Finlandia, Italia y Grecia.

Ambos les desean mucha suerte y un buen curso a docentes y alumnos del CEIP Vista Alegre, y se marchan reivindicando la necesidad, más que nunca, de que los centros educativos cuenten con el asesoramiento de un auxiliar de enfermería y de personal administrativo.

DNI GEMA CILLERO

Origen

Nació en Caracas y años después la familia se trasladó a Francia. En 1979 sus padres, de Alfoz, regresaron a la comarca y se instalaron en Burela.

Trayectoria

En 1983 empezó a ejercer como docente en el colegio de O Vicedo y después continuó en el de Ferreira. Durante seis años trabajó en el Rivera Casás (San Cibrao) y en 1991 se trasladó al Vista Alegre, donde también fue secretaria. Hizo prácticas en 1981 en el Virxe do Carme.

DNI ÁLVARO PRIETO

Origen

Natural de Cangas (Foz)

Trayectoria

Álvaro llegó en 1985-86 al Vista Alegre, cuando se inauguró. Ejerció como tutor durante varios años y fue profesor de música. En 1985 ejercía como tutor durante la jornada de día y por la noche daba clases para que adultos pudieran sacarse el graduado escolar. Álvaro recuerda que aquellas clases «tiñan moita demanda».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La vida los juntó y el colegio los unió todavía más durante 29 años