Dos semanas decisivas para el futuro de la planta de aluminio de A Mariña

Mil familias pendientes, la negociación «fría» y más movilizaciones; el viernes habrá una manifestación nocturna en Mondoñedo


viveiro/la voz

Quedan apenas dos semanas para que acabe la negociación entre Alcoa y Liberty House para la venta de la planta de aluminio de San Cibrao al grupo británico. A día de hoy están muy pendientes de este proceso de venta, más que nadie, mil familias de trabajadores de Alcoa y de las empresas auxiliares. La negociación está «fría», las posturas entre las empresas son muy distantes; habrá que ver si a medida que transcurren los días acercan posiciones y llegan a alcanzar un acuerdo para la compra-venta, que es lo que todo el mundo desea en A Mariña y se puede mantener la producción de aluminio primario y la totalidad del empleo.

En estas dos semanas escasas el comité promoverá movilizaciones y acciones protesta «más fuertes» para presionar en lo posible en el proceso de venta. Este viernes, por ejemplo, ha convocado una manifestación familiar nocturna en Mondoñedo, a las 11 de la noche. Saldrán de la estación de autobuses hasta la plaza de la catedral. 

El domingo CC.OO. Industria de Galicia hacía público un comunicado en el que acusaba a Alcoa de actuar «de mala fe» en esta negociación, poniendo impedimentos a GFG Alliance, del grupo Liberty House, sobre todo en lo referido al suministro de alúmina.

Desde Alcoa ayer salían al paso y explicaban que «Alcoa ha ofrecido a GFG Alliance (Liberty House) un contrato de suministro de alúmina de 5 años en condiciones estándar del mercado. Este contrato está en línea, tanto en términos generales como en términos de precios, con lo que ofrece Alcoa a todas las demás plantas de aluminio del mundo. No podemos ofrecer a GFG Alliance un trato especial fuera del mercado. Los términos que se han ofrecido están en línea con las condiciones que tiene hoy la planta de aluminio. La alúmina es un producto que se comercializa en todo el mundo a un precio con referencia en un índice y fácilmente disponible para cualquiera. En cualquier caso, la viabilidad de la planta de aluminio no depende de la refinería de alúmina», señalaban ayer desde Alcoa en un comunicado remitido a los medios.

«Los contratos en Noruega -añadía Alcoa- son contratos antiguos firmados en 2006 y concluidos en 2019. Desde 2006, el mercado global de alúmina ha cambiado y hay un precio índice. Desde 2015, Alcoa no ha firmado ningún contrato a nivel mundial de más de seis años para el suministro de alúmina. Respecto a la “rebaja” de 1,6 millones de toneladas de alúmina anunciada por Alcoa, lo que se anunció el año pasado fue un análisis de la capacidad de producción global y en ningún momento se ha mencionado que afectara a una planta en concreto», concluye.

Desde CC.OO. no descartan que ese contrato de 5 años de suministro de alúmina, signifique que Alcoa cierre la refinería.

El Estatuto, aún pendiente de aprobación y la intervención o nacionalización de nuevo en el aire

Estos 13 días que faltan para que acabe el proceso de venta (el próximo día 27) van a ser intensos. Primero, por la incertidumbre de la propia negociación. Segundo, por las movilizaciones que promoverá el comité para ejercer presión lógicamente, como se ha señalado anteriormente; es la única arma de los trabajadores: luchar hasta el final por su empleo. Tercero, por la acción del Gobierno o de los Gobiernos.

Hay que recordar que aún está pendiente de aprobación el Estatuto para las empresas electrointensivas. Hay que decir que en los últimos tres meses no ha habido ayudas para este sector ni habrá subastas. La ministra Teresa Ribera -de Transición Ecológica, la que de verdad influye en este sector estratégico industrial con sus decisiones- afirmaba días atrás que a partir de 2023 el precio de la energía en España se equiparará al de Francia y Alemania e incluso podría ser más barato gracias a la energía verde. ¿Y hasta entonces? Ahora el precio del megavatio está a algo más de 49 euros y ese es el gran problema.

El diputado Néstor Rego pedía esta semana pasada en el Congreso al Gobierno que «nacionalizara Alcoa en caso de que fracasara la operación de venta de la planta de aluminio». Otros hablan de intervención del Gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Dos semanas decisivas para el futuro de la planta de aluminio de A Mariña