Chusky: «Tenemos equipo para muchos años»

El entrenador celeste sabe que sufrirán en el regreso a Tercera, pero ve mimbres para asentarse


VIVEIRO / LA VOZ

El Viveiro regresa a Tercera en la temporada más difícil que se recuerda. A los inciertos acontecimientos sanitarios se suma un formato que propiciará ocho descensos. Jesús Gómez Núñez, Chusky (O Barco, 1980), fue el entrenador que obró el ansiado salto de categoría, y desde el pasado miércoles vuelve a dirigir a un grupo al que ve capacitado para reverdecer los viejos laureles del club celeste.

-Llevaban casi seis meses sin tocar el balón y compartir un entrenamiento. ¿Cómo se han sentido?

-Los jugadores tenían muchas ganas. Fue una buena toma de contacto, tenemos que ir adaptándonos poco a poco, recuperando el tiempo perdido. Jugar al fútbol es lo que más nos gusta y teníamos ganas de volver a disfrutarlo.

-¿Tienen previsto disputar algún partido en esta pretemporada tan atípica?

-La fecha que tenemos como referencia para el inicio de la Liga es el 18 de octubre. Nos dijeron que podremos jugar algunos amistosos ante equipos de Segunda B o Tercera, pero aún no sabemos cómo ni cuándo. Es un año atípico, en el que tenemos que acostumbrarnos a los protocolos y aún no sabemos muy bien cómo será la competición porque cada semana hay algún cambio. Vamos sobre la marcha, no se pueden hacer grandes planificaciones, pero sí sabemos que tenemos que llegar lo mejor posible a octubre.

-El lunes se incorporará Facu. ¿Con él está cerrada la plantilla?

-En principio, sí. Somos 20 jugadores, hemos apostado por un perfil muy joven y cuando haga falta tenemos unos juveniles que vienen con ganas de hacerse hueco. Si podemos incorporar a alguien más que realmente nos ayude a mejorar, mejor, pero el mercado en A Mariña, por nuestra situación geográfica, es difícil.

-Tienen una media de edad de apenas 24 años y solo cuatro jugadores de más de 25. La defensa, especialmente, es la línea más joven. ¿Le preocupa que puedan pecar de novatos en Tercera?

-No, también es una categoría para aprender. Todos los futbolistas que hemos fichado tienen experiencia en Tercera o en clubes potentes de Preferente, y en la defensa todos han mostrado ya su capacidad. Agus y Uriol vienen de dos temporadas impresionantes en el Viveiro; Roi estuvo lesionado esta última, pero la anterior también demostró que es un gran jugador; Dani Montes ha sido importantísimo en la Sarriana; Edgar es joven, pero ya tiene una experiencia más que contrastada y ha dado un muy buen nivel en el Arzúa; Pablo Rey también es un lateral contrastado que incluso debutó en Segunda con el Lugo; y Pablo Louzao es un chico que lo da todo cada vez que juega. Son jóvenes, pero no inexpertos, todos están bastante hechos.

-Se marcharon seis jugadores, algunos tan importantes como Marino o Álex Pérez, y ficharon ocho. ¿Han mejorado el equipo?

-Hemos intentado hacer una plantilla más compensada, si la hemos mejorado lo dirán los resultados y el rendimiento de cada jugador. Creo que tenemos un bloque muy competitivo, pero tendrán que demostrarlo en los partidos. El año pasado teníamos una plantilla de mucha experiencia en Preferente, y ahora quisimos apostar por gente joven, por otro tipo de trabajo. Es una apuesta de futuro, pero siendo fieles al proyecto con el que llevamos trabajando desde hace años. Va a ser una temporada complicado, pero si nos salvamos tenemos equipo para muchos años.

-Habrá ocho descensos. ¿Qué le parece?

-Ocho descensos son una barbaridad. Apostaron por lo fácil para recuperar el formato lo más rápido posible, pero a los equipos no nos hacen ningún favor. Vamos a tener muy poco margen de error. Con la división en subgrupos, hay menos equipos y menos jornadas, y tendremos que medirnos a proyectos muy importantes. El equipo que empiece mal, lo va a pagar caro.

-En Preferente acostumbraban a dominar los partidos. Presionaban muy arriba y jugaban muy vertical. ¿Ve posible mantener ese estilo en Tercera?

-Esa idea de juego nos ha llevado a ascender y vamos a mantenerla. Aunque claro que aquí nos vamos a encontrar rivales de más peso y tendremos que adaptarnos a lo que nos exijan. En algunos partidos defenderemos más, y en otros tendremos que llevar la iniciativa, lo importante es que sepamos adaptarnos a lo que nos pida el juego en cada momento. Pero no vamos a renunciar a buscar la portería. Seremos verticales porque es lo que nos gusta y mejor nos ha funcionado.

-El año pasado jugaron 12 partidos en Cantarrana, ganaron once y empataron otro. ¿Cómo de importante va a ser que haya público?

-Vivimos del público, jugar sin los socios sería un atraso. Los profesionales tienen grandes contratos de televisión, pero el fútbol humilde no se puede mantener sin los aficionados. Con los estadios vacíos no tendría sentido.

-Está previsto que se jueguen una plaza en la Copa del Rey contra el Ribadumia. ¿Será una prioridad superar esa eliminatoria?

-Las últimas informaciones que nos llegaron apuntan a que lo jugaremos en noviembre. No sé si a doble partido o solo a uno. Estar en la Copa del Rey sería importantísimo para el club y un premio para los jugadores. Nos vendría mejor jugarlo con el equipo más rodado, pero vamos a luchar por ello, es un objetivo importantísimo.

Moreda, Edgar, Pablo Rey, Asier, Dani Montes, Jacob y Tomás son los fichajes. Con camiseta celeste, los juveniles Trasi, Albert y Luis. En la imagen falta la última incorporación, Facu
Moreda, Edgar, Pablo Rey, Asier, Dani Montes, Jacob y Tomás son los fichajes. Con camiseta celeste, los juveniles Trasi, Albert y Luis. En la imagen falta la última incorporación, Facu

«Jugar en un club que dentro de tres años será centenario es una responsabilidad»

El entrenador llegado del San Ciprián en noviembre del 2017 siempre dejó claro que su prioridad era devolver el prestigio a un Viveiro tocado tras demasiadas temporadas en Preferente. Ahora, por fin en Tercera, quiere que sus futbolistas revivan la gloria que él sintió como futbolista en Cantarrana. ¿Volver a jugar promociones a Segunda B? «¿Por qué no?», contesta ambicioso.

-Viendo al Viveiro por fin de vuelta en Tercera División, ¿le entra morriña de su etapa como futbolista?

-Mucha, porque en el Viveiro viví una de mis mejores etapas como futbolista. Recuerdo mucho aquellos años, compitiendo contra grandes jugadores, equipos históricos y en estadios impresionantes. A los jugadores intento hacerlos conscientes de todo eso, de que este es el lugar que le corresponde al Viveiro y es una responsabilidad jugar en un equipo que dentro de tres años será centenario. Esta entidad es respetada en toda Galicia.

-Como futbolista había vivido el último ascenso en el 2004. Ahora también lo ha conseguido como entrenador. ¿Ve similitudes entre una y otra temporada?

-Aquella temporada teníamos a Kiko Rey de delantero, y metió 42 goles. Éramos un equipo muy vertical, que marcaba muchos goles, pero acabamos la Liga terceros y tuvimos que jugar la promoción, en la que superamos al Caselas. La gran similitud es que entonces tampoco pudimos celebrar el ascenso porque no se consumó hasta que luego llegó el descenso administrativo del Compostela. Ahora tampoco pudimos por la pandemia. Son dos grandes celebraciones que no pudimos hacer, espero que el futuro nos depare otras.

-También jugó una promoción de ascenso a Segunda B con la camiseta celeste. ¿Ve posible volver a alcanzar algo así en el futuro?

-Fue en mi primer año en el Viveiro, cuando todavía era juvenil. Tuve la suerte de disputar tres partidos en la promoción, de aquella todavía se jugaba una liguilla y no eliminatorias. Yo creo que si se lucha por ello con un proyecto sólido como el que tenemos ahora, es más que posible jugar otro play off de ascenso. Si miras los equipos a los que nos vamos a enfrentar este año, el Bergantiños y el Fabril son claros candidatos, pero entre los demás hay mucha igualdad. Con constancia, trabajo y paciencia, creyendo que es posible y sin ponernos techo, se puede lograr algún día. ¿Por qué no?

El club celeste mantiene a buena parte del bloque que consiguió el ascenso catorce temporadas después
El club celeste mantiene a buena parte del bloque que consiguió el ascenso catorce temporadas después

«Soñaba con volver al Viveiro y devolverlo a su categoría»

Chusky se hizo cargo del Viveiro en uno de los momentos más críticos de su larga historia. Su trabajo junto a Jaime y Carra, entonces, y Bebo, Oke y Manuel Vicente -que aún lo acompañan-, cambio el sino de la histórica entidad tras catorce años.

-Cuando llegó en el 2017, el Viveiro apuntaba a Primera Regional. ¿Qué ha cambiado?

-Aquel fue un verano muy convulso, de fichajes a última hora. Cuando llegamos hablamos con la directiva y explicamos nuestro proyecto. Trajimos jugadores con ganas de ganar, nos dieron tranquilidad, trabajamos mucho y todo se reflejó en el campo. Los veteranos ayudaron a los más jóvenes a crecer y eso mejoró el nivel del equipo.

-Hacía años que un entrenador no completaba una temporada en el Viveiro. ¿Se esperaba afianzarse así en el banquillo?

-Es cierto que cuando llegué la situación era mala, pero como exjugador del Viveiro desde fuera siempre soñé en volver y devolverlo a la categoría que merece.

-Todos parecen implicados ahora en el proyecto. ¿Qué importancia tuvo la plantilla para fichar?

-Los buenos jugadores quieren jugar con buenos jugadores. Tener aquí a Xaime, Vicente, Uriol, Gerardo... hace más fácil fichar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Chusky: «Tenemos equipo para muchos años»