El Celta Barreiros, un club de Segunda Galicia que ya entrena con protocolos de gigante

Empezó a trabajar el pasado lunes con grupos reducidos de trabajo individual, sin saber cómo ni cuándo jugará


Si ya de por sí el deporte semiprofesional se encuentra en una situación caótica ante la pandemia, pensar hoy en día en el regreso del fútbol más humilde parece cuanto menos osado. Nadie sabe con certeza cómo y cuándo se iniciará, por ejemplo, la Segunda Galicia, la penúltima categoría del balompié regional. Pero eso no es un impedimento para que uno de los conjuntos mariñanos que competirán en ella, el Celta Barreiros, haya decidido retomar el trabajo con unos exhaustivos protocolos de seguridad e higiene.

«Ninguén pensa que vaiamos sacar unha vantaxe na competición por ser os primeiros en iniciar os adestramentos, se igual ata xaneiro non comeza a Liga... Foi algo que saíu dos xogadores, que tiñan mono de fútbol tras tanto tempo sen adestrar. Case todos somos de Foz, coincidimos e somos amigos, e pareceunos unha boa forma de recuperar a forma e entreternos», relata el entrenador del cuadro celeste, Fran Vázquez.

El técnico describe un sistema de trabajo bien organizado y estructurado: «Cando a Federación Galega deu luz verde a regresar e colgou o seu protocolo, reunímonos coa directiva e díxonos que se queríamos, O Cascabeiro estaba dispoñible. Ao principio parecíanos imposible cumprir todos os requisitos, pero estámolo conseguindo e somos escrupulosos porque en calquera momento pode aparecer alguén polo campo e gañarnos unha boa multa».

La plantilla del Celta Barreiros se puso a trabajar el pasado lunes 24, y repitió el miércoles, por turnos de seis personas para entrenar de forma individual. «Fixemos unha quenda de mañá e dúas de tarde os dous días. Cada xogador se adapta ao que pode en función do seu traballo, pero nunca superamos os seis por grupo», cuenta Vázquez. 

Solo ellos y el CD Lugo

«Como temos un campo inmenso dividímolo en parcelas individuais para cada futbolista, e eles fan, máis ben, exercicios de ximnasia e core, e tamén algo de técnica individual con balón. Ao noso preparador físico, Armando Otero, encántalle isto e organiza sesións moi entretidas», añade.

La vuelta a los entrenamientos del Celta Barreiros, se produce en medio de una situación compleja que obliga a extremar los cuidados. En toda Galicia, solo un puñado de equipos, casi todos profesionales, han iniciado la pretemporada; y en la provincia solo comenzó antes el Club Deportivo Lugo, de Segunda División. El Viveiro, de Tercera, será el próximo desde el miércoles. 

Extremadamente cuidadosos

Fran Vázquez desmenuza los extremos cuidados que supone volver a disfrutar del fútbol, aún sin contactos. «Chegamos con máscara e vestidos de curto, miramos a temperatura, desinfectamos as mans e o material, aínda que só usamos balóns e esterillas e sempre sen compartilas, cambiamos o calzado usando un banco para dous xogadores, cada un nun extremo, e imos adestrar cada un na súa parcela», zanja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Celta Barreiros, un club de Segunda Galicia que ya entrena con protocolos de gigante