Sin fecha aún para el estatuto del que depende el empleo de mil mariñanos

Industria dice que el documento que fijará la tarifa eléctrica «sigue el trámite previsto», sin más


cervo / la voz

El Ministerio de Industria continúa sin fijar una fecha para la aprobación del Estatuto de Consumidores Electrointensivos, el documento que fijará las tarifas eléctricas que deberán pagar en el futuro inmediato, entre otras, empresas como Alcoa o, llegado el caso Liberty, para continuar produciendo aluminio de manera rentable en la fábrica de San Cibrao y que, de esta manera, alrededor de mil trabajadores de la comarca de A Mariña puedan conservar sus empleos. Los 534 operarios directos que Alcoa ha incluido en el ERE, y unos 400 de la industria auxiliar. Desde el departamento ministerial que dirige Reyes Maroto indican a La Voz que «el texto del Estatuto», que tiene que ser aprobado como Real Decreto, «sigue el trámite previsto». Sin más.

El plazo para la presentación de alegaciones acabó el 20 de febrero. La Xunta de Galicia, junto con los Gobiernos autónomos de Asturias y Cantabria, además de sindicatos, empresas y patronal del sector enviaron en su día propuestas parar mejorar un documento pactado entre el Ministerio de Industria y el de Transición Ecológica, y que previsiblemente recibirá el visto bueno del Consejo de Ministros antes de llegar al Congreso de los Diputados. Desde entonces se han barajado distintas fechas para su aprobación, pero la realidad es que a 28 de agosto, cuando falta menos de un mes para que finalice el plazo aceptado por Alcoa para negociar la posible venta de la planta de Aluminio nada se sabe de su aprobación definitiva.

La semana que viene Liberty iniciará la auditoría de la planta

Este viernes, 28 de agosto, concluye la primera de las tres fases establecidas para la negociación. Desde mañana y hasta el próximo 11 de septiembre, Alcoa y Liberty analizarán «el detalle de los aspectos de la compra, detalles más específicos de la negociación y sus términos». Esta es la llamada «due dilligence», durante la que los británicos visitarán la fábrica mariñana para realizar una auditoría muy completa del complejo.

El precio de la luz, una de las claves para que la negociación de la venta a Liberty tenga éxito

«Enerxía solución» es desde el primer momento uno de los lemas más coreados en las manifestaciones y protestas organizadas por el comité de empresa de Alcoa San Cibrao con el objetivo de que la factoría tenga futuro. De esta manera, en los altos precios de la energía eléctrica ha justificado en parte Alcoa el ERE presentado el pasado mes de junio para 534 trabajadores. Y el precio que tenga la luz en el mercado industrial español en los próximos meses es una de las claves de la negociación que se desarrolla en estos momentos entre la multinacional estadounidense y el grupo británico GFG Alliance-Liberty para la posible venta de la planta de Aluminio mariñana.

«Una señal de precio»

«El comprador requiere una señal de precio en el sentido de decir: “Yo me voy a quedar con esto si tengo certeza de cuáles son los precios'', porque en un nivel determinado de precios no es rentable», exponen fuentes conocedoras del complejo proceso. Las mismas fuentes recalcan que la aprobación del Estatuto Electrointensivo, que sustituirá a las subastas de ininterrumpibilidad, que se llevaban a cabo de manera semestral, «es un tema que compete al Gobierno central», y que la solución debe ser «inmediata». «El estatuto no puede estar continuamente en el aire porque sino van a acabar con la industria en este país, que no tiene una seguridad», indicaron.

Alcoa ha convocado para hoy la segunda reunión de seguimiento sobre la venta a Liberty

Este viernes tendrá lugar la segunda reunión de seguimiento del proceso negociador que están manteniendo directivos de Alcoa con directivos de GFG Alliance, del grupo británico Liberty House, para una posible venta de la planta de Aluminio de San Cibrao. Al igual que la celebrada la semana pasada, tendrá carácter telemático, y en ella intervendrán, además de representantes de la multinacional estadounidense, representantes del Ministerio de Industria, de la Xunta de Galicia y de los sindicatos CC.OO., UGT y CIG, además de una representación del comité de empresa mariñano y de diferentes asesores.

En el primer encuentro, Alcoa ofreció detalles sobre el calendario que ha fijado hasta el 27 de septiembre, fecha en la que acaban las seis semanas establecidas de prórroga en la tramitación del ERE para 534 trabajadores con el objetivo de explorar una posible venta en exclusiva a Liberty.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Sin fecha aún para el estatuto del que depende el empleo de mil mariñanos