Antía Castro López, de niña a gigante en dos descensos

Iván Díaz Rolle
i. díaz rolle VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

La deportista de Xove se coronó campeona de España sub-15 de patinaje alpino

27 ago 2020 . Actualizado a las 10:06 h.

La dulce y vergonzosa Antía Castro López (Xove, 2007) se atreve a todo con solo calzar unos esquís, o en su defecto unos patines. Únicamente dos descensos necesitó en Béjar para pasar de niña a gigante. La mariñana del Sani Roller Line, de Gijón, fue una de las grandes figuras del Campeonato de España de patinaje alpino, que se celebró en la localidad salmantina durante el pasado fin de semana.

En la modalidad gigante, se coronó campeona nacional sub-15; y en la de eslalon, también impuso su ley para obtener el triunfo en la primera de las tres etapas de la Copa de España. «Caín na primeira manga e tiven que remontar para non saltarme ningunha porta porque me descualificarían. Nas outras dúas mangas fun con máis coidado, pero gañeinas e valeume porque só contan os dous mellores tempos», explica.

Antía, no obstante, es una competidora nata que arrasó en gigante, donde prácticamente clavó sus cronos en las dos mangas: 28.22 en la primera; 28.15 en la segunda. Eso le sirvió para aventajar en más de tres segundos a su principal perseguidora, la castellano y leonesa Nerea Juan Conde, y en uno más a su compañera de equipo Noa Riesgo Quintana.