Cuando la arena de la playa te obliga a cerrar el bar

Un hostelero de Celeiro pide a Portos o al Concello que instalen una lona para evitar que le viento arrastre la arena hasta su terraza


VIVEIRO / LA VOZ

Juan Manuel Trasancos, del Bar O Celeiriño, se vio obligado a cerrar el miércoles por la tarde porque el viento arrastraba arena de la playa de Celeiro hasta el interior de su negocio. Una calle separa el local del arenal y el hostelero afirma que cuando hay viento de sudoeste o oeste la terraza, con sus respectivas sillas y mesas, se cubre de arena, llegando incluso a entrar dentro del bar. La situación es incómoda para él y para sus clientes.

Asegura que ya ha pedido sin éxito, y en varias ocasiones, tanto a Portos como al Concello de Viveiro, que coloquen una especie de lona como la que separa la playa en la Avenida da Mariña en Burela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cuando la arena de la playa te obliga a cerrar el bar