Dani García da la talla en la escuela de Juan Carlos Ferrero

El focense alcanzó el top 16 de un torneo con más de 100 tenistas


VIVEIRO / LA VOZ

Daniel García Suárez da la talla entre las mejores promesas del tenis nacional e, incluso, algunas de nivel internacional. El cadete de Foz volvió a evidenciarlo en el torneo Marca Jóvenes Promesas de Villena (Alicante), en la Academia del mítico campeón de Roland Garros o la Copa Davis, Juan Carlos Ferrero. El mariñano alcanzó el top 16 de un certamen que reunió más de cien participantes y era puntuable para el Campeonato de España.

El suizo Kevin Edrengen evitó el acceso de Dani a los cuartos de final después de uno de los encuentros más competidos y nivelados que deparó el torneo. El focense se adjudicó el primer parcial por 6-3, pero las fuerzas se igualaron en el siguiente, que terminó cayendo del lado de su rival por 6-4. En el set decisivo, encararon el tramo final con empate a cinco en el marcador, pero Edrengen se adjudicó los dos últimos juegos (7-5) de una preciosa eliminatoria de octavos de final.

Desde la fase previa

Su derrota final no evitó que Dani García pudiese lucirse en la escuela de Juan Carlos Ferrero. El menudo y técnico tenista focense exhibió su mejor juego desde el fondo de la pista en una fase previa que superó con suficiencia. Las cosas se pusieron más duras en la ronda de dieciseisavos de final, en la que quedó encuadrado con la joven promesa del Tenis Real Club Náutico Valencia, Víctor Santapau Boix.

Su buen juego sorprendió al mariñano en el primer parcial (2-6), pero el focense fue capaz de asentarse en la pista para mostrar una imagen mucho más solvente en los otros dos parciales que se disputaron. Ganó los dos demostrando más clase y sangre fría en los momentos cruciales (7-5 y 7-5).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dani García da la talla en la escuela de Juan Carlos Ferrero