Sargadelos descubre su universo con tesoros custodiados durante años

La visita al nuevo museo desvela parte de sus valores más desconocidos


CERVO / LA VOZ

Más de 1.000 libros alberga la colección de la biblioteca del Seminario de Sargadelos, a escasos metros del auditorio. Este luce con el mobiliario original restaurado y su uso también se ofrece a la sociedad mariñana. Forman parte de los tesoros que desde finales de julio se pueden visitar en el Museo Sargadelos, en Cervo, donde en varias salas se exhibe parte de un patrimonio con más de 200 años de historia y que incluye artículos custodiados durante décadas que ahora se pueden contemplar. ¿Sabían que en torno a 1980 se intentó incorporar en la fábrica la producción de cristal vidrio? Finalmente no cuajó la venta, pero el museo cobija interesantes piezas del momento. ¿Y conocen los muestrarios de tazas de entre los años 50 y 70? ¿Reconocen las jarras de O Castro numeradas y de las que solo existen contados ejemplares?

Pasear por las siete estancias del museo es avanzar por las etapas de Sargadelos. Toda una lección de historia que permite descubrir los vínculos con la olería tradicional de Bonxe, Buño, Gundivós, O Seixo... La que inspiró algunas piezas de la emblemática marca. Sorprenden las colaboraciones con Emilio Galassi, Arcadio Blasco, Carmen Perujo... Y hasta se informa de la idea de Camilo José Cela que integraron los diseñadores catalanes Alberto Isern y Josep María Mir. O Ramo, la primera pieza diseñada y pintada por Luis Seoane, es también el identificador del museo que lleva la marca de Díaz Pardo.

En la sala dedicada a Cerámicas do Castro se contempla la antigua sala de juntas, además de piezas que ayudan a entender la evolución estética de la producción de esta porcelana que es prestigio e icono gallego. Sorprenden las piezas de diseño relieve monférico rojo o las de portomarínico rojo y azul.

En la visita descubrimos la crítica social que encierran los amuletos de Sargadelos, los diseños originales de la colección de seis piezas figurando invidentes que se ganan la vida cantando por las ferias en recuerdo de los ciegos de Castelao... No deja indiferente ni el contenido ni el continente: un emblemático edificio en el que se recuperaron los ambientes originales con la sorpresa incluida de las creaciones de Jorge Oteiza y Daniel Río Caxigueiro, y en las que el público disfruta de las visitas guiadas (11, 12 y 16 horas) a cargo de Micael Timiraos, coordinador del centro.

El museo cervense abre de lunes a sábado, de 11.00 a 17.00 horas, y los domingos, de 11.00 a 14.00 horas. La entrada cuesta tres euros y es gratis para los menores de doce años. Su visita forma parte de las Experiencias Sargadelos que este verano lanzó el grupo de cerámica y que se completan con una visita a la planta de producción (de lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 horas).

La tercera etapa es la visita a la galería y la cuarta, a la recién inaugurada taberna Sargadelos, donde la Táboa dos Irmandiños recuperó la función de comedor y en la que uno no puede dejar de admirar los murales de Seoane y la Planta Circular, inaugurada en 1970. De lunes a sábado, de 10 a 19 horas, y los domingos, de 11 a 17 horas, en la taberna podremos reponer fuerzas y decantarnos por un vino de barrica o uno de bodega, o por platos como los callos que tumban que sanan o la zorza dos adobos e dos pobos, entre otros. En definitiva, toda una experiencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Sargadelos descubre su universo con tesoros custodiados durante años