El covid trae en jaque a los cines mariñanos

El ribadense suma casi cinco meses sin abrir y el viveirense reabre otra vez este viernes


viveiro / la voz

La gran pantalla ha reproducido en numerosas ocasiones escenas en las que un virus ponía en jaque al hombre pero esta pandemia del covid nos recuerda a todos que «la realidad supera la ficción». El cine es, desde que nació de la mano de los Lumière, una válvula de la escape para el espectador, que entra «en otros mundos» desde la penumbra de las salas. Como las que siguen en pie, aunque a duras penas por el coronavirus, en A Mariña. Desde que comenzara el estado de alarma, un viernes 13, Cinelandia Ribadeo no ha podido abrir aún. Señala su gerente que tenían en mente hacerlo entre finales de junio y principios de julio pero el brote de A Mariña cortó de cuajo sus planes. Antes del mismo, sí pudo hacerlo Cines Viveiro aunque tan solo quince días que han supuesto a la empresa más pérdida que ganancia, según dicen. Las salas viveirenses aguardan a este viernes para reabrir de nuevo.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

El covid trae en jaque a los cines mariñanos