Alcoa cede a la presión y prolonga la negociación del ERE otros diez días

Los trabajadores confían en que cuaje la oferta de compra de la que habla Maroto

Trabajadores de Alcoa, acompañados de sus familiares, frente a la fábrica en la que realizan huelga indefinida
Trabajadores de Alcoa, acompañados de sus familiares, frente a la fábrica en la que realizan huelga indefinida

Viveiro

«Alcoa ha llegado a un acuerdo con la comisión de representantes de los trabajadores para ampliar el período de consulta hasta el 4 de agosto con el fin de tener más tiempo para analizar y evaluar las diferentes alternativas con respecto a la crítica situación por la que atraviesa la planta de aluminio» de San Cibrao. Así anunciaba ayer la multinacional estadounidense una prórroga de 10 días para negociar las condiciones del ERE que prevé aplicar y que afectará a más de 500 trabajadores. El comité de empresa matizaba este acuerdo: «Ha sido muy duro negociar esta ampliación, pero se ha conseguido». Ambas partes acordaron celebrar otras cuatro reuniones los días 28 y 30 de julio y 3 y 4 de agosto «con el propósito de llegar al mejor acuerdo posible», indicaba Alcoa, centrada básicamente en su plan formal de despido colectivo.

La empresa reitera su disposición al diálogo, «como lo demuestran los más de dos meses de consultas sobre el futuro de la planta de aluminio», pero a la vez apremia «a llegar a un acuerdo y frenar las crecientes pérdidas».

Y pone condiciones: «La planta de aluminio no es viable debido a factores permanentes como el marco energético no competitivo, el exceso de capacidad de producción de aluminio global y el precio del aluminio deprimido debido a las condiciones del mercado mundial. Alcoa está abierta a estudiar cualquier alternativa sobre el futuro de la planta de aluminio que los representantes de los trabajadores puedan proponer, incluido un proceso de venta, siempre y cuando se proceda previamente a la hibernación ordenada de las cubas, ya que un proceso de ese tipo requiere tiempo para ejecutarse y su éxito es incierto». El comité por su parte trata de evitar por todos los medios que se paren las cubas.

Desde la multinacional reiteran: «Alcoa está perdiendo más de 1 millón de euros a la semana con la planta de aluminio y necesita con urgencia detener estas pérdidas. Si las cubas se paran de manera ordenada, el coste de reiniciarlas sería considerablemente menor que las pérdidas sufridas por la planta en un año».

Para la Consellería de Industria esta prórroga de 10 días «será clave» para conocer con certeza el futuro de la fábrica de A Mariña. «Como autoridade laboral -exponían desde el departamento autonómico-, puxémonos a disposición do comité e dos traballadores para avanzar na mediación. Solicitamos a prórroga do período de consultas do ERE, e hoxe temos coñecemento da súa ampliación ata o 4 de agosto». Recuerdan también desde la Xunta que todavía están esperando a tener sobre la mesa el plan industrial del Gobierno y el contenido del tan traído y llevado estatuto del consumidor electrointensivo.

Para el comité esta prórroga es un respiro. Esperan los representantes de los trabajadores que en estos 10 días se concrete el proyecto del grupo industrial interesado en comprar la fábrica de aluminio, un grupo «solvente y con experiencia» al que se refería esta misma semana la ministra Reyes Maroto anunciando que lo dará a conocer en los próximos días. Maroto solicitaba a Alcoa que accediese a la venta o «dejase paso». Habrá que esperar y ver si se concreta dicho proyecto con o sin Alcoa o si estos 10 días solo sirven para prolongar la agonía de miles de familias en A Mariña.

Alcoa se aviene a ampliar el plazo para negociar el ERE, pero no a retirarlo

Si se avanza en la negociación entre empresa y sindicatos, se ampliará el plazo con la idea de alcanzar un pacto, pero, si no se dan pasos adelante, se mantendría el tope del 24 de julio

Se lo habían reclamado, primero la Xunta, incluso de manera formal; y luego, el Gobierno central. Y Alcoa se avino por fin ayer a razones. A la vista de las condiciones sanitarias que vive A Mariña, la multinacional decidió suspender la reunión que tenía prevista para este jueves con el comité de empresa, en el marco de las negociaciones del expediente de regulación de empleo (ERE) planteado para 534 trabajadores de la planta de San Cibrao. Y le comunicó a la Consellería de Industria su «predisposición» a ampliar el período de consultas del mismo. En principio, debía terminar el día 24 de este mes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Alcoa cede a la presión y prolonga la negociación del ERE otros diez días