«Fue una sorpresa cuando el Dépor me dijo que no renovaba»

El lateral burelense Pol Bassa acaba una etapa de cuatro años en la base del club blanquiazul


burela/la voz

Otro de los talentos mariñanos cazados por los grandes del fútbol gallego en los últimos años tendrá que iniciar una nueva aventura. Pol Bassa (Burela, 2002) se despide del Deportivo tras cuatro temporadas de crecimiento futbolístico y personal. Tras iniciar su carrera en el Burela y pasar por el Lugo, el lateral zurdo busca nuevo acomodo para terminar su etapa juvenil tras ser importante en la División de Honor con un cuadro blanquiazul que decidió, para su sorpresa, no renovarle el contrato.

-¿Se esperaba que el Dépor no contase más con usted?

-No, para nada. Fue totalmente por sorpresa. Aunque todavía me quedaba otro año en la categoría, me sentía importante en el juvenil A de División de Honor. Empecé la temporada jugando todos los minutos, pero es verdad que luego perdí peso y fui entrando con más frecuencia en las rotaciones [acumuló 14 titularidades en 25 jornadas, y marcó un gol]. A nivel personal estaba muy contento con mi temporada, e incluso fui a la reunión final con todo el equipo seguro de continuar.

-¿Le dieron alguna explicación?

-Me dijeron que entendían que no había dado el nivel suficiente.

-¿Qué balance hace de estas cuatro temporadas?

-El balance es muy positivo. Futbolísticamente llegué siendo extremo, acostumbrado a marcar muchos goles y al principio siguió siendo así, pero luego me reconvirtieron a lateral.

-No debe ser fácil de digerir alejarse tanto del gol...

-Al principio no lo es. Yo pensaba: «Quiero jugar arriba y marcar goles». Luego lo vas analizando fríamente y ves que efectivamente ahí puedo rendir mejor. Con el paso del tiempo, me encanta jugar de lateral.

-¿Han cambiado muchas cosas en su juego?

-Muchísimas. Es que yo en mi vida había defendido. No sabía. Encima soy bajito, con lo que el juego aéreo me costaba mucho. Por eso fui ganando mucho en colocación, en saber qué hacer en las disputas... Todo fue un gran aprendizaje. Ahora soy mucho más completo como jugador.

-Y a nivel personal, ¿qué se lleva de esta etapa?

-Sobre todo, mucho amigos que van a ser para toda la vida. Estar en el Dépor ha sido una experiencia vital increíble, creo que he crecido dentro pero también fuera del campo.

-Creo que incluso ha compartido algún entrenamiento con el Fabril. ¿Qué tal se vio?

-Pues me sentí muy bien, fue una buena experiencia. Además algunos de los jugadores del filial me felicitaron por cómo había entrenado.

-¿Y ahora qué hará?

-Espero resolverlo en pocos días. Tengo varias ofertas y mi intención es seguir en la División de Honor juvenil, a ver si desde ahí luego puedo acceder a Tercera o Segunda B. Aunque de momento estoy esperando la nota de la ABAU. Quiero estudiar INEF en A Coruña y compatibilizarlo con el fútbol, aunque si hay una buena propuesta no me importaría estudiarlo en otra ciudad.

-Ya lleva unos cuantos años fuera de casa, ¿cómo lo lleva?

-Los dos años que estuve en Lugo seguí viviendo en casa e iba a entrenar dos días a la semana con Juan, un compañero de Viveiro. Estos años en A Coruña ya sí que viví separado de mi familia, y al principio se hace algo duro, los echas de menos. Yo soy de los que llaman todos los días a mis padres, y además al estar en A Coruña podía ir a casa, a Burela, con bastante frecuencia. Tenía compañeros de fuera de Galicia o más lejos que lo pasaban mal por eso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Fue una sorpresa cuando el Dépor me dijo que no renovaba»