El gorgojo del eucalipto reduce su presencia gracias a la lucha biológica

La comunidad gallega participa en un grupo supraautonómico para controlar la plaga


redacción / la voz

La lucha biológica está surtiendo efecto para controlar la plaga del gorgojo (Gonitperus plantesis) en el eucalipto, un insecto que puede llegar a causar unas pérdidas anuales de 234.697 euros solo en las comunidades de Galicia, Asturias y Cantabria. Son datos del Grupo Operativo de Sanidad (Gossge), constituido para poner fin a esta enfermedad por estas tres comunidades autónomas y por entidades como la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel), la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE) y la asociación sectorial Forestal Galega (Asefoga), entre otras. Está financiado con Fondos Feader y del Ministerio de Agricultura. Durante el último año, se han llevado a cabo una serie de acciones de control biológico que, aseguran en esta entidad, han permitido, entre otras cosas, que la Xunta de Galicia detecte una disminución en la presencia de la plaga con respecto al mismo período del pasado ejercicio.

La prospección y el seguimiento de este insecto, el control biológico y el control con materias fitosanitarias de origen natural, así como la transferencia tecnológica con formación a técnicos y propietarios forestales son algunas de las tareas de este grupo que busca asegurar la sostenibilidad de las plantaciones de eucalipto en el norte de España, que están en peligro por la presencia del gorgojo, originario de Australia. En Galicia, por ejemplo, se han colocado en la provincia de Lugo 101 bolsas con ootecas parasitadas de Anaphes nitens, repartidas por una superficie de 606 hectáreas. Por su parte la Xunta, que es miembro colaborador del proyecto, realizó apeos de prospección en su red de seguimiento de 174 parcelas desde febrero a junio, continuando aún las labores de evolución de la plaga. La principal conclusión es que durante este año se ha notado una disminución respeto al ejercicio anterior en el grado de defoliación y en la evolución de la plaga tanto en adultos, larvas y ootecas.

Por otro lado, dentro de este mismo programa la Asociación Forestal de Galicia (AFG) en colaboración con Galca, ha impartido dos cursos de formación dirigidos a propietarios forestales, con visitas a monte incluidas. El primero de ellos tuvo lugar en marzo en Xinzo y, el segundo, la primera semana de julio en Monfero. Además, están previstos otros dos cursos en Dodro y Vicedo. Y Asefoga realizará en julio y agosto otras dos experiencias formativas dirigidas a técnicos forestales sobre la herramienta informática de detección de daños con dron desarrollada por el Centro Tecnológico y Forestal de la Madera (Cetemas). De hecho, personal de esta entidad ya ha realizado cuatro visitas quincenales a las tres comunidades autónomas que participan en el proyecto entre abril y junio de este año para presentar su novedoso sistema y realizar algunas prospecciones con los drones, en las que se ha observado un aumento del grado de defoliación.

En la línea de innovación en técnicas de control biológico se están realizando ensayos de alimentación e iluminación para analizar la mortalidad, el promedio de huevos de ooteca, ovoposición y la tasa de parasitación. Al mismo tiempo, continuando con la línea de control biológico, ENCE, empresa que también colabora en el proyecto, ha conseguido mejorar el índice de parasitismo con respecto al año anterior en sus biofábricas de Pontevedra y Huelva.

Estas mismas acciones de control biológico y formación se han llevado a cabo en Asturias y Cantabria y se han visto avances en la lucha contra esta plaga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El gorgojo del eucalipto reduce su presencia gracias a la lucha biológica