La «naranja mecánica» de A Coruña también ruge con mando mariñano

El Amarelle del viveirense Jorge Basanta, que se jugará el ascenso a Primera en un solo partido, es el menos goleado de España y el único invicto entre los 64 clubes de Segunda


VIVEIRO / LA VOZ

La otra laranxa mecánica del fútbol sala femenino en Galicia también arrasa con mando mariñano. Jorge González Basanta (Viveiro, 1988) es el arquitecto que ha diseñado a un Viaxes Amarelle con costuras de equipo campeón que la próxima semana se jugará el ascenso a Primera División en un play off exprés ante el vencedor de un encuentro previo entre otros dos clubes también irmandiños, O Fisgón y Valdetires Ferrol.

Siendo el único conjunto invicto entre los 64 de Segunda División y el menos goleado de los 80 en categorías nacionales -19 tantos recibidos en 16 partidos-, a las coruñesas les corresponde el papel de favoritas y su entrenador así lo acepta: «Los resultados están ahí. En la Liga lo ganamos todo menos dos empates contra A Fervenza, y solo perdimos dos partidos en las copas contra el Burela tras eliminar antes a un equipo de Primera, As Burgas. Es cierto que algunos partidos los sacamos adelante sin estar brillantes, pero hemos sido un conjunto con personalidad, con una idea de juego clara, comprometido, sacrificado y en continuo crecimiento».

Hace ya seis semanas que comenzaron a preparar una promoción que se ha ajustado a un formato rápido por la pandemia: «Ya hace seis semanas que empezamos a entrenar. Quisimos hacerlo cuanto antes para adaptarnos a estas circunstancias, y aún que las primeras semanas fueron duras, ahora ya nos sentimos casi como durante la temporada», subraya Basanta, el técnico de un equipo que se sometió a los test del covid-19 antes de empezar a entrenar y volverá a hacerlo antes de la final por el ascenso del 25 de julio.

«Sin vida social»

El estratega viveirense destaca la entrega de unas jugadoras que acumulan unas 125 sesiones de trabajo tras el parón: «Con la que había montada, no teníamos claro que se pudiese jugar, pero en el confinamiento no pararon. Hasta nos pedían más trabajo. Y ahora muchas están solo para los exámenes y entrenar, sin vida social. Y yo lo mismo con el trabajo».

«El fútbol sala es algo que forma parte de la cultura de A Mariña y hay que conservar»

A punto de cumplir 32 años, Jorge Basanta es un talento precoz en los banquillos y el enésimo producto gourmet del vínculo entre A Mariña y el fútbol sala. Fue jugador del Puerto Celeiro antes de iniciar su carrera como entrenador. Pasó por el Funeraria Apóstol y el Santiago B, y luego llegó al femenino para dirigir en la élite al Poio Pescamar y también al Viaxes Amarelle.

El descenso en su primer curso al mando de la escuadra coruñesa no le restó ni un ápice de credibilidad a su trabajo, por eso la directiva lo renovó. «Estoy súper agradecido. El año pasado acusamos el salto de categoría, hasta noviembre o diciembre no empezamos a puntuar, y luego la temporada se nos hizo larga porque tuvimos muchas lesiones», cuenta.

El viveirense, sin embargo, ha podido componer un proyecto que está a las puertas de devolver al club a la máxima categoría: «Estoy agradecido con las jugadoras que quisieron quedarse. Muchas tuvieron buenas ofertas. Era una temporada difícil porque, a diferencia del ascenso de hace dos años cuando dieron la sorpresa, ahora eran favoritas».

Basanta, además, reivindica la cuota de la escuela mariñana en otro posible éxito del fútbol sala gallego: «El fútbol sala es algo que forma parte de la cultura de A Mariña desde hace mucho y hay que conservarlo. Desde el gran Cefire, el Puerto Celeiro, el Burela, que es campeón de la Liga femenina... El fútbol sala se vive mucho en la zona. Yo crecí enfrente de la OJE, y fue cuna de grandísimos jugadores como Darío, Diego Pernas, Manu, Christian Chao, Iago Barro... Y los que me dejo...

O Fisgón y Valdetires se juegan la otra plaza en la final

El Amarelle se juega todo el curso en su feudo, en el Pabellón Sagrada Familia coruñés, desde las 20 horas del sábado 25. Su rival sale de la eliminatoria que O Fisgón y Valdetires juegan en Elviña justo una semana antes, el día 18.

«Lo peor es que nos vamos a jugar todo a una carta por circunstancias, ya que este play off estaba pensado a doble partido. Uno de los grandes hándicaps de este equipo era su debilidad mental, pero hemos hecho un trabajo muy importante en esa faceta. En los últimos años, ya desde hace tres cuando las entrenaba Pili Costa, hemos crecido mucho en ese aspecto, y ahora hemos trabajado en tareas muy similares a todo lo que puede suceder en un partido», destaca Jorge Basanta.

El de Viveiro no se moja a la hora de escoger entre dos rivales a los que ya batieron en la fase regular liguera: 4-7 a las ferrolanas, terceras; y 3-6 a las pontevedresas, segundas. «Llegados a este momento, lo importante es volver a disfrutar del fútbol sala. Estamos aquí por méritos propios y tenemos claro el plan de partido. Solo habrá matices en función del rival», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La «naranja mecánica» de A Coruña también ruge con mando mariñano