Carta del presidente de Alcoa en España

Álvaro Dorado envía una misiva a la Comisión Representativa de los Trabajadores


Les remitimos la presente comunicación ante la sorpresa y preocupación que nos ha generado determinada información cuyos destinatarios serían los empleados y que parte de unas premisas que consideramos erróneas. Por ejemplo, hemos podido advertir que en determinados comunicados se afirma que el Grupo Alcoa Inespal no estaría dispuesto a vender a explorar propuestas o alternativas ni a vender la planta de aluminio si surge un comprador, que el Grupo Alcoa Inespal pretende reducir la producción de aluminio primario en España impidiendo la entrada de otros operadores y que una fábrica parada es mucho más difícil de vender debido a que el coste del rearranque de las cubas podría ser prohibitivo. En este sentido no compartimos en absoluto tales manifestaciones y, en consecuencia, creemos que es importante reiterar la posición del Grupo Alcoa Inespal respecto a dichos aspectos, en línea con los comentarios ya trasladados al comité de empresa europeo:

1. En primer lugar volvemos a insistir en que Grupo Alcoa Inespal desea explorar cualesquiera alternativas o propuestas que pueda plantear la Comisión Representativa de los Trabajadores o las autoridades.

Ahora bien, en un escenario en el que la planta de aluminio pierde 1.200.000 euros a la semana, la alternativa no puede ser la única que hasta ahora se ha planteado por la Comisión Representativa de los Trabajadores, consistente en esperar hasta que exista un marco energético competitivo y garantizado, ya que no podemos basarnos en hipótesis que a día de hoy no existen; llevamos años esperando dicho marco energético estable y competitivo que nunca llega; el proyecto de Estatuto conocido a día de hoy es insuficiente y carece de toda garantía o certeza; la propuesta presentada en la mesa de trabajo multilateral de Alcoa San Ciprián del pasado 23 de junio no tiene concreción y no garantiza un precio competitivo, siendo su aplicación incierta y no asegurada ni para 2020 ni para años posteriores; incluso maximizando las medidas existentes en otros países de la Unión Europea con expedientes disponible en el registro de la Comisión Europea de Ayudas de Estado, y en el caso de que se pudiera garantizar su aplicación, el nivel de precio del PPA necesario debe estar por debajo de los niveles disponibles en el mercado y, en cualquier caso, seguiría existiendo el problema de la sobrecapacidad del mercado de aluminio.

En definitiva, para que podamos valorar o analizar alternativas, sería preciso que recibiéramos las mismas y que fueran concretas y realistas, algo que a día de hoy todavía no ha ocurrido.

En segundo lugar, manifestaciones que indican que el Grupo Alcoa Inespal pretende reducir la producción de aluminio primario en España impidiendo la entrada de otros operadores para que el precio del aluminio pueda incrementarse o para introducir producción de otras plantas de Alcoa fuera de España carecen de toda lógica e indica un claro desconocimiento del mercado del aluminio. Este mercado compite globalmente y está determinado por la sobrecapacidad mundial. La producción de la planta de San Ciprián es el 0,3% de la producción mundial, su impacto en la formación del precio es insignificante.

En tercer lugar, el Grupo Alcoa Inespal está dispuesta a analizar y discutir con la Comisión Representativa de los Trabajadores un potencial proceso de venta de la planta de aluminio, pero respecto a este punto, hemos de tener en cuenta las siguientes premisas:

a- No vemos posible que un inversor pueda lograr que la planta de aluminio sea rentable teniendo en cuenta los factores estructurales que acucian al mismo y que no tienen que ver ni con la gestión la planta ni con su dueño.

b- Un proceso de venta de estas características requiere tiempo, y con las pérdidas referidas en el apartado precedente, lamentablemente no contamos con el mismo. Por ello, cualquier escenario de venta ha de ir precedido necesariamente de una hibernación ordenada de las cubas.

c- Difícilmente un potencial comprador estaría dispuesto a pagar para adquirir una planta que arroja tal nivel de pérdidas. En consecuencia, las posibilidades de que se pudiera realizar la venta de la planta de aluminio serán mayores si se hibernan las cubas de forma ordenada y se frena la fuente y origen de tales pérdidas.

d- En cuarto lugar, el coste de un rearranque de las cubas después de su hibernación ordenada depende de múltiples factores, incluida la colaboración de la plantilla, el tiempo necesario para hibernar las cubas y otros factores, como son la preparación necesaria del personal, el precio de la energía, los servicios realizados por empresas contratistas, los costes de precalentamiento de las cubas, los costes necesarios para la preservación y el mantenimiento de la actividad, el cambio euro/dólar, los costes por la muerte prematura de las cubas, los costes laborales o los costes de los ánodos. En un supuesto en el que las cubas se hallan hibernado previamente de forma ordenada, estimamos que los costes de rearranque se encontrarían en un rango de entre 30 y 40 millones de dólares.

Como puede apreciarse el coste de rearranque es notablemente inferior a las pérdidas que, a día de hoy, genera la planta de aluminio en un año. Nos hubiese gustado tratar estas cuestiones durante el periodo informal de consultas y en las reuniones que ustedes han cancelado en las últimas semanas, como por otra parte, se están discutiendo en el marco del comité de empresa europeo en el que, por otra parte, participa el comité de empresa de San Ciprián. Por ello, una vez efectuadas las anteriores declaraciones, esperamos que las mismas sirvan para evitar equívocos y les reiteramos que estamos a su entera disposición para explicarles y discutir, en las reuniones de la semana que viene, el contenido de la información y documentación facilitada hasta la fecha y los aspectos que sean oportunos y puedan ser útiles para la comprensión de la problemática que atraviesa la planta, así como para profundizar en el diálogo que nos permita analizar alternativas y avanzar hacia un acuerdo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Carta del presidente de Alcoa en España