Queda una semana, solo en A Mariña, para las últimas centollas gallegas del día

La pandemia castigó a los pescadores con una caída del 12 % en el precio y del 21 % en la venta

La lonja de Burela capitaliza en A Mariña las subastas de buey de mar y centolla, en una imagen de archivo
La lonja de Burela capitaliza en A Mariña las subastas de buey de mar y centolla, en una imagen de archivo

viveiro / la voz

De O Vicedo a Ribadeo, la costa lucense, el cantábrico gallego, donde el ciclo vital de la centolla y centollo y del buey de mar es diferente al del litoral atlántico. Por eso la pesca de ese crustáceo comienza y acaba más tarde que en el resto de Galicia. Y ese es el motivo por el cual las últimas centollas gallegas del día solo serán de A Mariña. Queda una semana, hasta el 26 de junio, para saborear fresco el único marisco que combina sabores de casi todos los demás, un exquisito manjar que este viernes podía comprarse en pescaderías mariñanas entre 8 y 12 euros el kilo.

Pescadores coruñeses y pontevedreses remataron la campaña este viernes a medianoche. A la misma hora del 9 de noviembre podrán capturarla de nuevo. La veda entre Estaca de Bares y Ribadeo comenzará a medianoche del próximo viernes y concluirá el 29 de noviembre. Ese día, la flota mariñana que la pesca con nasas, el método general en A Mariña, deberá de retirarlas de los caladeros. Lo recuerda la Consellería do Mar, desde donde señalan que con las vedas se ajusta la época de extracción al ciclo de las centollas y se protege su reproducción.

Medias en lonja de 9 euros el kilo para la centolla y de 7,7 para el buey de mar 

A diferencia de pesqueros de otras zonas, casi todos los de A Mariña siguieron faenando durante el confinamiento por la pandemia, pese al riesgo sanitario para las tripulaciones y a la contracción del mercado, fundamentalmente por el cierre de los locales de hostelería. Cumplir el compromiso de abastecer de pescados y mariscos frescos ha sido un arma de doble filo. Los castigó porque los precios de la centolla cayeron un 12 % respecto a la media de los últimos cinco años entre enero y este 19 de junio. Al ser de los pocos que continuaban suministrando al mercado, vendieron, pero un 21 % menos que en el mismo período del último lustro, según los datos enviados por los gestores de las lonjas al portal pescadegalicia.com.

Burela capitaliza las subastas de centolla y centollo en A Mariña, donde este año se han comercializado casi 16.000 kilos a un promedio de 9,08 euros el kilo. De 2015 a 2019, la media de ventas rondaba los 20.000 kilos y se pagaba en lonja a 10,32 euros. En Burela se rularon más de 2.000 kilos de buey de mar, un 75 % más que la media del último lustro, a 7,70 euros el kilo, un 8 % menos que en el período de referencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Queda una semana, solo en A Mariña, para las últimas centollas gallegas del día