Apenas habrá campamentos de verano en A Mariña, y con plazas contadas

Los organizan en Trabada y Ourol, mientras otros concellos barajan alternativas


ribadeo / la voz

Buena parte de los concellos de A Mariña se han visto obligados a replantearse un servicio que prestaban a las familias en verano, los campamentos urbanos, en los que venían participando centenares de niños y niñas suponiendo un alivio para las familias a la hora de conciliar. Las normativas impuestas para combatir contagios del covid-19, singularmente la limitación de grupos y la obligación de guardar distancias, ha llevado a varios Concellos a descartar directamente su organización, al no verlo lógico, dicen algunos alcaldes, cuando se han suspendido el curso escolar.

Este problema es menor en aquellos ayuntamientos con una población más baja, caso de Ourol o Trabada, donde sí habrá campamentos urbanos. En este último, será en principio para un grupo de, como máximo, 25 chavales de 4 a 12 años, teniendo preferencia los residentes en el municipio y cumpliendo las normas de Sanidad que, por ejemplo, a día de hoy indican que debe haber un monitor por cada diez alumnos. El plazo de inscripción concluye hoy y, teóricamente, el campamento se desarrollará por las mañanas, de 10.00 a 14.00 horas, desde la última semana de este mes de junio hasta la primera semana de septiembre.

En Ourol también habrá campamento de verano, readaptado a las circunstancias actuales, con plazas muy limitadas (que se cubrirán por orden de inscripción) y con aplicación de medidas higiénicas y respetando la distancia. Será en julio y agosto, en horario de 10.30 a 13.30 horas, para niños de 4 a 12 años.

En otros concellos, como A Pontenova o Cervo, no los organizarán, mientras en Mondoñedo avanzan que explorarán la posibilidad de hacerlos: «Aínda que sexa con poucos cativos, se son nove, pois son nove familias que poden conciliar», avanzan. En términos parecidos se pronuncia Ana Ermida, alcaldesa de Barreiros: «Campamentos non faremos. Estamos pendentes da regulamentación para facer actividades de conciliación».

En Foz también lo están sopesando, mientras en Burela, el alcalde, Alfredo Llano, avanzó que sí habrá una ocioteca. Habrá tres grupos para los participantes de menor edad y uno más para los mayores: «Está máis ou menos organizando, pero estamos pendentes dos protocolos, que son moi esixentes. Queremos que se fagan do 15 de xullo ó 30 de agosto. Os grupos van ser obrigatoriamente reducidos e estamos mirando onde facelos». Una opción es el colegio de Os Castros.

En Ribadeo, la concejala Mariluz Álvarez Lastra avanzó que los campamentos al uso de los últimos años, con muchos participantes, no se organizarán, «pero si miraremos de facer algunhas actividades para favorecer a conciliación nas familias nas que os dous proxenitores traballen. Agora non hai nada lexislado, así que temos que esperar a que marquen as directrices co que se pode facer. Ademais, temos bonos para as familias para que vaian ás ludotecas, pero o problema é que as ludotecas aínda non están abertas».

En Viveiro, la alcaldesa, María Loureiro, manifestó: «Somos conscientes de que algo tenemos que hacer, porque no hay guardería, pero tenemos que adaptarnos a las medidas que dicte el Estado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Apenas habrá campamentos de verano en A Mariña, y con plazas contadas