63.000 euros para alimentar a más de quinientos ribadenses en apuros

Oenegés reforzaron esa ayuda directa del Concello con otros 16.500 kilos de comida

Imagen de un banco de alimentos en una localidad gallega
Imagen de un banco de alimentos en una localidad gallega

ribadeo / la voz

Al menos hasta ahora, la pandemia del covid-19 ha golpeado menos A Mariña que otras zonas del territorio, pero desató una crisis que hizo temblar a cientos de personas que se las apañaban como podían, antes del confinamiento, hasta mediados de marzo. Una vez más, afloró la solidaridad ciudadana e institucional. Servicios asistenciales públicos remaron juntos con oenegés, redoblando esfuerzos para tratar de cubrir las necesidades básicas de quienes lo pasan peor. Un buen ejemplo se ha vivido en Ribadeo, donde el Concello ya ha invertido más de 63.000 euros en productos alimenticios para más de quinientas personas en apuros. Cruz Vermella y Banco de Alimentos reforzaron esa ayuda directa con otros 16.500 kilos de comida.

Igual que en otras poblaciones, las autoridades locales de Ribadeo han procurado «contribuír a que as persoas residentes no termo municipal teñan cubertas as súas necesidades básicas» durante el estado de alarma. El Concello intensificó el apoyo en los días más estrictos del confinamiento. Del 30 de marzo al 27 de abril repartió 651 cheques, por un valor total de 32.550 euros, entre «as familias máis vulnerables». En lugar de darles comida, entregó vales que canjearon por alimentos para 512 personas en los supermercados Lidl, Día, Gadis, Eroski Center e Hipermercados Eroski, así como de las tiendas de la plaza de abastos.

Atienden a 230 familias

Actualmente el Concello continúa apoyando a 230 familias, a través de la delegación local del Banco de Alimentos. «Viuse reforzado de xeito moi importante», reconocen desde el ejecutivo que preside Fernando Suárez. Cruz Roja y Banco de Alimentos aportaron 16.451 kilos de legumbres, pastas, gallegas, conservas, leche, aceite, frutas, queso, patatas, pimientos, tomates, cebollas, pollo, magro de cerdo y potitos, entre otros. Con 30.463 de fondos municipales, completaron esos víveres con 18.999 kilos de leche, café, legumbres, fiambres, pastas, gallegas, azúcar, cereales, jamón, pavo, merluza, papillas, potitos, conservas y productos de limpieza, entre otros».

Además de solidarizarse con los más desfavorecidos, el Concello también repartió material de protección contra el coronavirus, abonó doce facturas a proveedores «coa normalidade que era de agardar nas circunstancias excepcionais» y no cobró tasas ni precios públicos «por certas actividades ou servizos», asegura el regidor Fernando Suárez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

63.000 euros para alimentar a más de quinientos ribadenses en apuros