Confían en que «Gobierno y Xunta den una solución con o sin Alcoa»

El comité continuará con acciones de protesta para hacerse «oír en Madrid»

Un momento de la asamblea de este viernes, en la que el comité informó a los trabajadores de la reunión del jueves con Alcoa
Un momento de la asamblea de este viernes, en la que el comité informó a los trabajadores de la reunión del jueves con Alcoa
L.L.
san cibrao / la voz

Este viernes ha sido uno de esos días que podríamos llamar «de transición» en la crisis de Alcoa, aunque se celebraron tres asambleas de trabajadores consecutivas a mediodía al aire libre a la entrada de la fábrica en función de los turnos.

En resumen, en el comité confían en que el Gobierno y la Xunta puedan hallar una solución a esta crisis, «con o sin Alcoa». Que vayan de la mano, aun sabiendo que este tiempo electoral no es el más favorable. Lo que verdaderamente importa en la fábrica de San Cibrao es que se garantice 100 % el empleo y 100 % la producción; lo han repetido en los últimos días los representantes de los trabajadores.

«El Gobierno quiere seguir produciendo aluminio, parece que hay interés, pues hay que ir por esa vía», señalaban ayer los miembros del comité en una de las asambleas. De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondía el pasado miércoles en el Congreso al diputado nacionalista y mariñano Néstor Rego, a una pregunta de éste sobre Alcoa, que estaban buscando inversores para salvar la fábrica. Se puede concluir de esas declaraciones que, efectivamente, hay interés en que se continúe produciendo aluminio primario en San Cibrao o lo que es lo mismo, en España.

Aun así los miembros del comité reconocen que van a ser tiempos duros, de lucha, pero sabiendo o confiando al menos en que «hay soluciones» y que «hay que seguir remando».

Entienden también que al tiempo que se negocia, hay que continuar promoviendo movilizaciones, aunque «con cabeza», sin levantar barricadas y quemar neumáticos todos los días para evitar «que se haga rutina». Cambiarán el lema de esta lucha, en lugar de «Alcoa sálvase loitando», por el de «A Mariña sálvase loitando», a la vista del apoyo que están recibiendo y a la vez. Teniendo en cuenta sobre todo -lo más importante- que hay que hacerse oir en Madrid.

«Mientras haya alguna posibilidad y aún la hay, nosotros vamos a pelear hasta el último momento»

El comité de empresa de Alcoa San Cibrao sabe que quedan semanas de lucha por los puestos de trabajo, tal vez meses, un par de meses al menos. «No va a ser fácil, pero mientras haya una solución tenemos que luchar hasta el final».

Están en juego muchos puestos de trabajo; el pan y el futuro de muchas familias. El presente de una comarca, hoy por hoy sin alternativas a Alcoa.

La reunión del próximo martes va a ser muy importante; está convocada la Mesa Multilateral tan demandada por el comité. Participarán representantes del Ministerio de Industria (puede que del de Transición Ecológica, no hay que olvidar que la energía depende de este ministerio), junto con representantes de la Xunta, de Alcoa y de los sindicatos. Una cita crucial. Esperan que Alcoa aclare ahí su intención ante el Gobierno y la Xunta. Que queden las posiciones claras. También la del Gobierno. Será crucial.

De esa reunión pueden salir muchas cosas en claro; de no resultar así, sería un fracaso. Ahí se debiera saber si Alcoa quiere seguir o no produciendo aluminio. Hoy por hoy dice que no con este precio de la energía.

OPINIÓN

Y las auxiliares

No nos olvidamos de los trabajadores de las empresas auxiliares de Alcoa. Ellos también están directamente afectados por el anuncio de despido colectivo hecho por Alcoa en la planta de Aluminio y que afectaría a 534 trabajadores. Porque según la plataforma que representa a las auxiliares, este despido colectivo acarrearía unos 300 despidos a su vez en empresas que realizan mantenimiento en esa planta. Auxiliares que en algunos casos están en ERTE por la parada de cubas.

El comité ve poca voluntad de diálogo en Alcoa, «ninguna, una situación fea»

El comité pidió que en el proceso informal de consultas abierto por la empresa antes del inicio del despido colectivo participen el Gobierno y la Xunta

La reunión de ayer en Lugo no aportó nada, o casi nada. Antes del comienzo había presencia policial en el entorno del restaurante Los Robles, en Lugo (un establecimiento con jardín a orillas del Miño para celebraciones y eventos, curioso); tampoco fue necesaria porque no hubo incidente alguno; el propio comité había pedido el día anterior a los trabajadores que no se trasladaran a Lugo.

Al término del encuentro entre empresa y comité, los representantes de los trabajadores vieron «una situación fea, con algún candado incluso en la puerta; poca voluntad de diálogo, ninguna; respuestas esquivas y poco más». El comité pidió que en el proceso informal de consultas abierto por la empresa antes del inicio del despido colectivo, participen el Gobierno y la Xunta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Confían en que «Gobierno y Xunta den una solución con o sin Alcoa»