Así se hace una piscina por 41 euros y en solo tres horas

Con cuatro metros de diámetro, un vecino de Tapia la montó usando plástico, 13 palés y otro material prestado


tapia / la voz

La llegada anticipada del verano, los inesperados días de asueto, los estudiantes sin colegio y la incertidumbre y cierto temor sobre cómo se va a poder ir y regular la afluencia a la playa este verano ha provocado una demanda inusitada de piscinas desmontables. En algunos negocios que las venden directamente hay lista de espera para hacerse con una y en otros, directamente, se han quedado sin existencias. Esta alta demanda se evidencia también en la venta online. Y ante esta fiebre por disponer de una piscina en las casas que disponen de espacio para ello están surgiendo respuestas ingeniosas, económicas y no menos efectivas.

Es el caso de un vecino de Salave, en Tapia de Casariego, que no ha querido esperar y ha echado mano de su pericia e inventiva para hacerse con una piscina casera. Y lo primero que llama la atención es el coste: poco mas de cuarenta euros, dice.

El primer requisito es disponer de un pequeño jardín o finca; el segundo, conseguir algunos elementos básicos de construcción y ,el tercero, no menos importante, ser un poco mañoso. «En mi caso el gasto total ha sido de 41 euros», explica Esteban Pertierra.

Es lo que le ha costado el plástico que recubre el vaso de la piscina, que ronda los cuatro metros de diámetro. El resto de elementos se los han regalado o prestado, como trece palés de madera para la estructura externa y varias eslingas que un camionero le ha dejado para asegurar que la presión del agua no destruye la obra de ingeniería. Y para que la base de la piscina fuese más estable usó varias mantas viejas.

«Estábamos mirando por Internet alguna piscina para casa, pero todo estaba agotado. La idea la tomé prestada de mi tío de Navia, que también se hizo una casera y le está funcionando muy bien», aclara Pertierra.

La estrenó hace unos días y, como ocurre en estos casos, los amigos no han tardado en tocar el timbre de su casa para conocerla de cerca y disfrutar todavía más de estas soleadas jornadas. «Es importante ser algo manitas, pero la hice en unas tres horas», dice. Gastos de mantenimiento del agua aparte (imprescindibles en cualquier piscina), teniendo en cuenta que por una piscina desmontable de unos cuatro metros podemos llegar a pagar más de 300 euros, la idea de este joven tapiego, no es para nada desdeñable.

El bum de las piscinas en casa: los expertos alertan sobre su peso y los ahogamientos infantiles

María Hermida

Los arquitectos ven temerario poner vasos grandes sin asesorarse

No se trata, nunca mejor dicho, de aguar la fiesta. Pero lo cierto es que hay un auténtico bum para hacerse con piscinas y colocarlas en casa, bien sea en el jardín bien la huerta, en la terraza o incluso en un balcón de tamaño reducido. Casi siempre son las típicas piscinas de lona, de distintos tamaños, que ahora desaparecen de los comercios a la velocidad de la luz. Esa solución, la de la piscina a domicilio, muy óptima para combatir el aburrimiento infantil en estos tiempos de coronavirus, teletrabajo, falta de colegio y de actividades, entraña algunos peligros. Es más, entraña muchos peligros. Los técnicos los ponen sobre la mesa.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Así se hace una piscina por 41 euros y en solo tres horas