Por favor, que alguien se pronuncie sobre el festival y las fiestas grandes

Lo dice con claridad la organización del Resu: precisan una cláusula de una autoridad cancelando este festival en Viveiro


VIVEIRO / LA VOZ

«¿Por qué no tomamos ya la decisión de posponer el festival (Resurrection Fest)? Porque este es un evento que implica manejar cientos de contratos con bandas, proveedores, patrocinadores, etc. que no podemos romper de manera unilateral. Para ello se necesita una cláusula de fuerza mayor, algo que solo puede establecer el Gobierno. Esto ya se ha hecho en muchos países de Europa, pero aquí todavía no se ha hecho y todos tenemos que esperar a que ocurra».

Lo explicaban claramente en los últimos días los organizadores de este gran festival de rock y hardcore que es el Resurrection Fest en Viveiro. Las autoridades tienen que prohibir su celebración para que la suspensión del festival o de cualquier otra fiesta grande no sea una decisión unilateral de los organizadores o de una comisión de fiestas, según los casos. Hay mucho dinero en juego; muchísimo, en el Resu, son bandas de primer nivel. Y hay contratos y seguros por medio. Estamos en una situación excepcional de alerta sanitaria decretada por el Gobierno y son las autoridades quienes deben pronunciarse. Mientras, toca esperar. Esto mismo sucederá a las comisiones de fiestas que ya tenían contratadas grandes orquestas y espectáculos para las próximas fechas y que no podrán celebrarse seguramente, pero alguna autoridad tendrá que pronunciarse al respecto. Mientras, ambigüedad e incertidumbre.

Un verano sin «enchentas» ni músicas

M. G. REIGOSA

La anulación de fiestas, festivales y certámenes gastronómicos, una sangría que no cesa

Entre febrero y octubre Galicia es una «enchenta» de exaltaciones gastronómicas, romerías y festivales que se suceden en un calendario sin fechas libres los fines de semana. El Cocido de Lalín, los Carnavales, la Filloa de Lestedo o el Queixo de Arzúa, entre otras celebraciones, esquivaron los estragos del coronavirus antes de que se desatasen los contagios. Desde mediados de marzo son ya más de cien los festejos que han faltado a su cita anual. Y lo que se avecina en la temporada de primavera y verano es una cascada de cancelaciones. Algunas ya confirmadas, otras apurando plazos como los condenados que esperan sentencia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Por favor, que alguien se pronuncie sobre el festival y las fiestas grandes