Banderas a media asta en Viveiro y Ribadeo por la muerte de Luz Pozo

En los dos últimos años ambos concellos le tributaron destacados homenajes


VIVEIRO, RIBADEO / LA VOZ

Las banderas oficiales de los concellos de Ribadeo y Viveiro se arriaron a media asta, como muestra de pesar por la muerte, ayer lunes en A Coruña a los 97 años de edad, de Luz Pozo Garza. La poetisa nació en Ribadeo el 21 de julio de 1922, donde vivió parte de su infancia. De Ribadeo guardaría estrechas amistades, como la del dramaturgo, ya fallecido, Daniel Cortezón, o la del polígrafo Dionisio Gamallo Fierros, quien tendría un gran ascendente sobre ella. Su primer contacto con Viveiro fue con 7 años, ciudad en la que residiría varias décadas en diferentes etapas de su vida. Con 14 años se trasladó a Lugo y después a Larache (Marruecos), a causa de la Guerra Civil y de la persecución de la que fue objeto su padre, inspector veterinario militante de Izquierda Republicana. De vuelta a Galicia, Luz Pozo vivió en Viveiro. En la ciudad del Landro conocería y se casaría con Francisco Vázquez Ramudo, director de la academia Minerva y ex alcalde viveirense.

Las dos villas mariñanas siempre tuvieron una gran influencia en su obra, por sentirse emocionalmente muy vinculada a ambas. Cuando en 200, la Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega le entregó la letra E y celebró con ella el «Homenaxe á Escritora na súa Terra», Luz Pozo manifestó: «Déronme a escoller o lugar onde celebrar a homenaxe e sentín que tiña que ser Ribadeo». En la villa una calle lleva su nombre.

Haciendo gala de una extraordinaria lucidez, hace tres meses recibía, profundamente emocionada, el título de Filla Predilecta de Ribadeo. Antes, en noviembre de 2018, en un Teatro Pastor Díaz a rebosar y en un acto que concluyó con el público en pie entonando el himno gallego, Luz Pozo también recibió el de Filla Adoptiva de Viveiro. Y entre otros reconocimientos, la escuela Oficial de Idiomas de Viveiro tomó en 2018 el nombre de Luz Pozo, en un acto al que asistió la poetisa.

Elogios al carácter emprendedor y compromisos de mantener su legado

Desde los Ayuntamientos de Viveiro y Ribadeo se divulgaron ayer sendos comunicados expresando el pesar por la muerte de Luz Pozo. La alcaldesa viveirense, María Loureiro recordó la profunda vinculación de la poetisa con la ciudad del Landro, donde ejerció como maestra.

«O Concello de Viveiro traslada as súas condolencias á súa familia e sempre lembrará a Luz Pozo Garza, mantendo vivo o seu legado. A súa obra e a súa vida son tamén parte da historia da nosa vila».

Fernando Suárez también expresó, en nombre de la corporación ribadense, su pesar por el óbito, un sentimiento que quiso trasladar a toda la familia «da que foi unha grande poeta e unha grande defensora do seu vínculo con Ribadeo, vila na que naceu».

Hermandad de Mujeres

Además, Mari Carmen López Gómez, Hermana Mayor de la Hermandad de Mujeres de la Santa Cruz de la Semana Santa de Viveiro, expresó en nombre de la Hermandad el pésame por la muerte de Luz Pozo, de la que la poetisa fue miembro fundadora en 1953, cuando las mujeres no tenían el protagonismo actual en los actos. Y añade que ahora corresponde mantener lo que aquellas mujeres pioneras les legaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Banderas a media asta en Viveiro y Ribadeo por la muerte de Luz Pozo