«Si la alerta se levantase a mediados de junio estaríamos a tiempo de salvar el verano»

José Blanco, del restaurante La Solana, augura una grave crisis, pero confía en que cuando se levanten las restricciones y se rebaje la tensión la gente vuelva a salir con ánimo


RIBADEO / LA VOZ

Cuando el gobierno ordenó el cierre de la hostelería, José Blanco, del restaurante La Solana de Ribadeo, tenía la ligera esperanza de poder abrir en Semana Santa, unos días claves para cuadrar las cuentas. «Ahora, si la alerta se levantase a mediados de junio estaríamos a tiempo de salvar el verano, porque Lugo y esta zona en particular es por fortuna de las menos castigadas por el coronavirus. No sería un verano como otros, pero tampoco sería un mes de invierno, se podría librar y dar un empujón para afrontar el otoño y el invierno en mejores condiciones. Pero si se abre y vuelven a darse contagios, los problemas y restricciones serían importantes y el verano podría convertirse en otra temporada baja. Y aguantar el personal cuando no hay trabajo es muy difícil. Si no se salva el verano, la situación va a ser grave. Habrá recortes en el gasto y habrá que reducir mucho los costes».

José opina que «va a venir una crisis muy aguda: «Pinta muy mal. Pero yo confío en que en cuanto se comiencen a levantar las restricciones, si se rebaja la tensión, la gente empiece a salir con ánimo, aunque va a haber menos trabajo y se va a reducir el gasto». En condiciones normales, Blanco dice que ya tendrían que estar buscando personal para reforzar la plantilla del verano. Sin embargo, nada se sabe de cuál será el futuro: «Necesitaríamos alguna certeza».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Si la alerta se levantase a mediados de junio estaríamos a tiempo de salvar el verano»