El deporte mariñano apoya el parón por el coronavirus: «No queríamos jugar sin público»

Iván Díaz Rolle
I. DÍAZ ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

La competición se detiene 15 días, pero los principales conjuntos siguen entrenando

11 mar 2020 . Actualizado a las 20:12 h.

El fútbol y el fútbol sala mariñano responden con unanimidad y rotundidad a la suspensión de todos los partidos durante 15 días por la crisis del coronavirus. Los entrenadores de los principales clubes de la comarca concuerdan en que no tenía sentido disputar la jornada sin público y aplauden cualquier precaución que ayude a proteger la salud de todas las personas implicadas.

«El deporte es para dar espectáculo. Si no hay nadie que lo disfrute, no tiene sentido», razona Julio Delgado, el entrenador de un Pescados Rubén que este sábado recibía en el Vista Alegre al Ourense-Envialia, en un derbi irmandiño entre el segundo y el tercero de la Primera División femenina de fútbol sala. «El tiempo dirá si la decisión es adecuada, pero lo primero es la salud», añade un hombre que no cambiará la planificación de la semana para sus jugadoras «si no hay indicaciones contrarias».

Tampoco dejarán de entrenar los tres representantes del fútbol mariñano en la Preferente Galicia. Este domingo dos de ellos, el Viveiro y el Foz, iban a brindar un derbi en Cantarrana. «Previr, cando se trata de sáude, sempre me parece correcto. Ía ser un derbi descafeinado; é mellor esperar que xogalo sen afeccionados. Anque vai ser difícil cadrar o calendario de agora en diante», opina el técnico focego en la misma línea que su homólogo en el banquillo viveirista, Chusky: «Es mejor suspender que jugar sin público». El entrenador del líder dice que hay que dejar trabajar a quienes de verdad saben qué hacer para combatir al virus: «Opino lo mismo que Klopp. No soy profesional de esto, no sé qué efectos puede causar».