Los salones de belleza de animales, un sector en alza en A Mariña

En el centro ribadense también disponen de equipos de autolavado de 24 horas


ribadeo / la voz

De los nuevos tiempos surgen nuevas áreas de negocios. Y últimamente, con el auge incesante de las mascotas domésticas, los salones de belleza de animales confirman la vigencia de esta premisa de la teoría económica. Ejemplos de ello están surgiendo en varios municipios de A Mariña. Es el caso de la Peluquería Canina Ribadeo, en la avenida de Asturias, con la veigueña Beatriz Abuín García al frente, o de Patas Arriba, el centro de peluquería y estética canina y felina de Foz, en la calle Xoán Montes, esquina con la avenida Álvaro Cunqueiro, el último negocio en estas características en abrir. Otra asturiana, Camino González, en este caso de Tapia de Casariego, es la responsable.

Los perros y en el caso de Patas Arriba también gatos que entran en estos centros salen con una imagen impecable, pues los cuidados van desde el corte del pelo, lavado y peinado, hasta el corte de uñas, la limpieza de oídos o el rasurado de zonas higiénicas, entre otros.

Autolavado

En Peluquería Canina Ribadeo disponen de baños de ozonoterapia, apropiados para tratar afecciones en la piel, y cuenta con un equipo de autolavado disponible las 24 horas del día. Basta con llevar al perro y por dos euros, en cinco minutos, la mascota es lavada con champú (no es preciso llevarlo de casa) y después secada. La máquina es válida para todo tipo de tamaños: «Vienen desde pastores alemanes hasta Yorkshire», apunta Beatriz Abuín.

«Para un trabajo completo, de baño y corte, hace falta hora y media como mínimo»

«Para mí abrir la peluquería canina fue cumplir un sueño», comenta Beatriz Abuín, que dio el paso de montar su propio negocio tras trabajar en la clínica veterinaria Anima Mundi, situada al lado, en la avenida de Asturias de Ribadeo. Lleva meses en el nuevo negocio y está muy satisfecha de su evolución. Cuenta con clientes en todo el Occidente asturiano y parte de A Mariña, incluso fieles que viven en Holanda y que cuando acuden a esta zona siempre reclaman sus servicios. «En mi caso es preciso pedir vez. Para un trabajo completo, de corte y secado, hace falta hora y media mínimo. El precio depende del tiempo, pero puede rondar de 25 a 30 euros», explica Beatriz Abuín. Un tiempo que los perros esperan con paciencia y sin ningún problema, encantados. Añade que sus clientes son tradicionales: «No se suelen pedir cosas raras... a veces me gustaría que se animaran a ello, pero es raro», dice, con una sonrisa.

Por su parte, Camino González, responsable de Patas Arriba en Foz, cuenta en su currículo haber asistido a numerosos seminarios y cursos sobre estética canina y felina. El último de ellos fue en la peluquería de la zaragozana Sonia Luengo, que fue elegida mejor peluquera canina de España en 2019.

En Patas Arriba también utilizan en los baños ozonoterapia, que es ideal para mascotas con problemas en la piel.

Además, en Patas Arriba ofrecen guardería de día y disponen de numerosos artículos para las mascotas, como juguetes, collares, piensos, cepillos, cosmética, etcétera. Y, como un incentivo más, cuentan con tarjeta cliente, con la cual el octavo servicio es gratis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los salones de belleza de animales, un sector en alza en A Mariña