Cristóbal Rodríguez retoma su sueño olímpico «con ilusiones renovadas»

Pentatlón moderno | El viveirense pasó un bache tras quedarse a las puertas de Río 2016: «Sufrí varias fracturas por estrés, tuve que aparcar la competición». Necesita apoyos para participar en las nueve pruebas clasificatorias a Tokio


VIVEIRO / LA VOZ

Cristóbal Rodríguez Fidalgo (Viveiro, 1991) estuvo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Pero no para competir, sino como suplente. El mariñano fue un espectador más en la competición de pentatlón moderno porque se quedó a solo cinco puestos de la clasificación en el ránking mundial.

Pero Cristóbal es de los que creen que un sueño solo muere cuando se hace real. Sobre todo si depende de su esfuerzo. Por eso desde entonces piensa en Tokio 2020. Y aunque las dificultades hayan sido muchas, la próxima semana iniciará en el Open de Hungría una nueva carrera olímpica.

En el 2017 consiguió su octavo, y por ahora último, título de campeón de España sénior y también empujó a España al trono mundial de triathle en su Viveiro natal. Pero poco a poco llegaron los problemas que le obligaron a poner un punto y aparte a su carrera deportiva. «Estuve fuera de competición como que un año y medio. Empecé a tener muchas lesiones. Sufrí varias fracturas por estrés», cuenta.

Lideró a España hacia el título mundial de triathle en 2017 en su Viveiro natal
Lideró a España hacia el título mundial de triathle en 2017 en su Viveiro natal

La escasez de recursos fue otro de los motivos que lo empujaron a dejar la competición. «La federación no puede hacerse cargo de todos los viajes y es difícil conseguir patrocinios», añade.

Tras resetear, el viveirense ha regresado «con ilusiones renovadas». «Me siento en mi mejor forma en muchos años. Mi cuerpo y mi mente recuperaron y me veo preparado para afrontar el reto de ir a los Juegos», cuenta un deportista que se entrena en el CAR de la Blume, en Madrid, desde hace unas semanas con el Open de Hungría como primer gran objetivo. El lunes viajará a Budapest para afrontar una competición que puede empezar a acercarlo a Tokio.

«Veo muy posible ir a Tokio si compito en las nueve clasificatorias, pero para eso necesito más apoyos»

El objetivo de Rodríguez es conseguir una de las diez primeras plazas del ránking mundial que dan derecho a participar en los Juegos Olímpicos. Con los billetes del Mundial y el Europeo ya repartidos, luchará por su sueño en un máximo de nueve pruebas. «Veo muy posible ir a Tokio si compito en todas. Hay que ser muy regular durante todo el año, y en cuantas más esté más puntos tendré», explica antes de ahondar en su gran preocupación además de dar la talla a nivel deportivo: el dinero. «Esta primera prueba es en Hungría, y luego hay otras en Corea, China, Japón, Egipto... Para ir a todas necesito más apoyos, algún patrocinador fuerte, porque la federación no puede hacerse cargo de todo».

Un deportista total: carrera a pie, disparo con pistola láser, natación, hípica y esgrima
Un deportista total: carrera a pie, disparo con pistola láser, natación, hípica y esgrima

Empeño no le faltará para este verano vivir la gran cita en Japón con un papel protagonista. Cristóbal, un deportista que vale por cinco, es una de las grandes esperanzas nacionales en una modalidad que es olímpica desde el año 1912. La hípica y la esgrima son sus puntos más fuertes, pero el viveirense también se defiende con destreza en el disparo con pistola láser, la natación y la carrera a pie. Con 28 años, en plena madurez, está convencido de que, con trabajo, tiene margen de crecimiento para colarse entre los mejores. Aunque su suerte no dependa solo de sus méritos deportivos, sino también de conseguir financiación para estar en unas cuantas pruebas clasificatorias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cristóbal Rodríguez retoma su sueño olímpico «con ilusiones renovadas»