La viveirense Julia Insua Rivas, la primera mariñana del 2020

La pequeña, que pesó 3,3 kilos y midió 50 centímetros, nació este jueves en el Hospital de Burela


Burela / La Voz

A las primeras horas de la tarde del 2 de enero hubo que esperar para conocer a la primera mariñana del 2020. Con un peso de 3.300 gramos y una longitud de 50 centímetros, la viveirense Julia Insua Rivas vino al mundo este jueves poco antes de las tres en el Hospital Público da Mariña, de Burela, después de un parto inducido que arrancó a las nueve de la mañana, como confesó a media tarde su orgullosa madre. «Foi un parto rápido e natural, pero pasar hai que pasalo», comentó con una sonrisa Lorena Rivas Dovale, de 35 años, que pudo disfrutar del piel con piel con la niña nada más nacer. «Agora estou moi contento, pero antes estaba bastante nervioso», reconoció con gran satisfacción el padre, Carlos Insua Del Campo, de 39, que pudo asistir al parto y cortar el cordón umbilical de la pequeña. Una experiencia que ya había vivido hace tres años y medio, cuando nació Daniel, el primer hijo de esta pareja que es natural y vecina de Viveiro.

Si todo va bien, el pequeño conocerá a su hermana este viernes, cuando su madre se encuentre ya un poco más recuperada del nacimiento. «El pensa que vai ser grande para xogar con ela...», explicó Lorena, que destacó que Julia ha sido una niña muy deseada aunque en los últimos compases se ha hecho de rogar bastante. Su madre salió de cuentas el pasado 22 de diciembre. «Estaba para o día da lotería, e cando chegamos ao 30, seu pai dixo: ‘Agora espera un pouco máis para poder ter as 12 semanas de permiso de paternidade'», relató la mujer. «Pensamos que non nos ía deixar comer as uvas porque o 30 Lorena tivo unhas pequenas contraccións, pero ao final deixounos de sobra», bromeó Carlos, que está encantado de poder disfrutar del permiso que concede el Estado. «Tendo un irmán, todo o que se poda axudar é bo, así que benvido sexa», señaló.

«O trato do persoal do hospital de Burela foi impresionante»

Tanto Lorena Rivas como Carlos Insua quisieron destacar el trato de todo el personal que trabaja en el Hospital Público da Mariña, en Burela. «Foi impresionante», insistió en recalcar la pareja, que está especialmente agradecida del buen hacer y de la amabilidad de la matrona Isabel Uría, que se ocupó de asistir a la mujer en el parto. También de la ginecóloga que estaba de guardia. Lorena, que prepara oposiciones de auxiliar de enfermería, y Carlos, que es electricista en la fábrica de Vestas, asumen unidos y con toda la ilusión del mundo la sobrecarga de trabajo y de responsabilidad que les espera a partir de ahora con dos hijos pequeños a su cargo. Si todo va bien, es posible que la mamá y la pequeña Julia reciban el alta este fin de semana y puedan volver a casa. «E que o papá poda ir co neno maior á cabalgata de Reis», sonríe Lorena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La viveirense Julia Insua Rivas, la primera mariñana del 2020