A bordo de los pesqueros la jornada laboral puede llegar a las doce horas

La norma que obliga a fichar considera descanso el resto del tiempo embarcado


viveiro / la voz

Durante las XXIV Jornadas de Pesca de Celeiro se han explicado aspectos tan controvertidos y de actualidad como la obligación de fichar en los pesqueros. De ella habló el sindicalista Juan Manuel Trujillo, responsable del sector en CC.OO. y en la federación europea de sindicatos del transporte. Dejando claro que es consecuencia de la aplicación de una sentencia del Tribunal de Justicia Europeo y que la pesca «necesita una ordenación del trabajo más flexible», desveló detalles como que la jornada laboral a bordo, tanto en puerto como en el mar, no podrá superar las doce horas diarias, incluidas las extraordinarias. También disipó dudas sobre la consideración legal del tiempo a bordo: «Se considerará tiempo descanso en el mar aquel en que el trabajador esté libre de todo servicio».

Por tanto, aunque las tripulaciones no tienen más opción que permanecer en los pesqueros, oficialmente están descansando mientras quien manda en el barco no les encomiende alguna tarea. Al límite de doce horas diarias hay excepciones: si corre riesgo la embarcación, sus tripulantes o la carga; si hay que socorrer a otros barcos o a náufragos; o por «apremiante necesidad» de aprovisionarse o de maniobrar. El exceso de horas «sobre la jornada pactada» deberá compensarse o pagarse.

Además, entre el final de una jornada laboral y el inicio de otra los marineros tienen «derecho a un descanso mínimo de seis horas». En los pesqueros «el descanso semanal obligatorio será de día y medio», pero si al finalizar las mareas no lo han disfrutado «se acumularán» para cogerlos cuando amarre la embarcación. Otra opción es «la compensación en metálico, como horas extraordinarias».

«Avidez» de los clientes por saber la procedencia del pescado que eligen

Puerto de Celeiro y Carrefour han sido pioneros en el mundo en el uso de blockchain en productos del mar frescos. Con un móvil, la etiqueta de cada merluza del pincho de Celeiro que vende Carrefour dice qué barco la pescó, cuándo se desembarcó y cuándo llegó a tienda. Según dijo Ángel Adrados, de Carrefour, «los clientes tienen avidez de saber de dónde viene».

La «misión casi imposible» de cumplir el veto total a los descartes

El veto total a los descartes trae de cabeza a los pescadores, que se quejan y coinciden al definir como «misión casi imposible» cumplir ese mandato de la UE. De lo que también se conoce como obligación de desembarque habló en el simposio de Celeiro Marina Santurtún, coordinadora del área de gestión pesquera del centro de investigación AZTI. Como acatar esa norma comunitaria resulta ineludible, en el sector buscan fórmulas para mejorar la selectividad y, en lo posible, reducir capturas indeseadas que restan cuotas de las que interesan a los pesqueros. Marina Santurtún desgranó los problemas de las pesquerías multiespecíficas en el caladero nacional y planteó a la flota opciones para mitigar las consecuencias.

«¿Por qué el arrastre español no puede capturar bonito como Irlanda o Francia?»

Menos de dos meses han pasado desde que los pescadores mariñanos y del resto del Cantábrico veían a arrastreros pelágicos franceses e irlandeses capturando el bonito que abundaba frente a la costa de A Mariña, pero ni profesionales ni recreativos podían cogerlo desde finales de agosto porque España había agotado su cuota. En el foro de Celeiro también se habló del atún blanco, cuyas cuotas no se ampliaron para el 2020 en la última reunión del organismo internacional que gestiona la pesquería.

«No comprendemos por qué la Administración no hace una ley de exención para pescar bonito por fuera de las doce millas, igual que irlandeses y franceses», le preguntó José Pino, capitán de un arrastrero de litoral con base en Celeiro, a Ignacio Gandarías, director general de Ordenación Pesquera. Pino prosiguió: «No podemos porque España prohíbe la pesca pelágica del bonito». Y se ganó los aplausos de los asistentes al congreso cuando apostilló: «Tenemos un magnífico caladero, mucho mejor de lo que pinta Bruselas, pero soportamos situaciones completamente alejadas de la realidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A bordo de los pesqueros la jornada laboral puede llegar a las doce horas