¡Qué difícil encontrar tripulantes!

Celeiro prepara cantera con formación dual y aborda la «crisis vocacional»


Nadie sabe como paliar la falta de tripulaciones en la pesca. Los armadores se rifan a patrones y maquinistas, y en cubierta ni los inmigrantes cubren todas las necesidades. No acaban de calar los mensajes de los armadores sobre salarios más elevados y mejores condiciones de vida y trabajo a bordo. El relevo generacional tropieza con la imagen de que los sueldos no compensan la dureza del trabajo ni gran parte del año embarcados. Días después de que la Fundación Expomar apelase en Burela al orgullo marinero para atraer jóvenes a la pesca, el sindicalista Juan Manuel Trujillo valora en el foro de Celeiro la «crisis vocacional».

Trillo, responsable de Pesca en CC.OO. y en la federación de sindicatos europeos del transporte (ETF, en sus siglas en inglés) reflexiona sobre «actuaciones para recuperar vocaciones, medidas de empleo y mano de obra extranjera». Toca, además, la controvertida obligación de fichas de bordo.

Comparece en un puerto, como el de Celeiro, pionero con el ciclo de formación profesional dual cuya primera promoción avanza en el último curso en la Laboral de Culleredo (A Coruña). Armadores de Celeiro intentan crear su propia cantera de tripulantes, con opción a empleo. Diez empezaron el ciclo medio que los habilitará como patrón costero polivalente y ocho el que les permitirá trabajar de mecánico de motores o de oficial o jefe de máquinas.

Abundan los inmigrantes en la flota pesquera. FOTo p.l.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¡Qué difícil encontrar tripulantes!