Los alcaldes de Cervo y Xove creen que el temor por Alcoa no se reflejó en el 10N

El PP subió en estos concellos, y Villares y Salgueiro urgen una solución al Gobierno


VIVEIRO / LA VOZ

Aunque el PP con respecto al 28A subió este domingo en votos en Cervo y Xove, municipios donde se asienta Alcoa San Cibrao, los dos regidores —los populares Alfonso Villares y Demetrio Salgueiro, respectivamente— consideran que el incremento no fue exagerado máxime teniendo en cuenta la preocupación ciudadana que existe por la falta de una solución y por la incertidumbre ante el futuro de la multinacional del aluminio.

Este 10N los populares fueron la fuerza más votada en Cervo, consiguiendo 919 votos, 37 más que en abril, cuando en ese municipio venció el PSOE, con 955 sufragios (este 10N obtuvo 862). Un mes después, el PP logró en los comicios municipales de mayo el respaldo del 63,5 % de los vecinos. «A xente non é consciente aínda do problema porque estando a nosa empresa (por Alcoa) como está, cun risco extremo, non é un resultado electoral lóxico en función da preocupación que temos na zona. A preocupación é alta. E, no tocante aos resultados do domingo, creo que a preocupación e o temor por Alcoa non se traduciron en votos en Cervo. Se houbera máis baixada do resto dos partidos, entenderíase».

«O PSOE en ano e medio non fixo nada por solucionar o tema de Alcoa, e puido facelo, pero non quixo solucionalo. E a xente ten que ser consciente diso. Agora queda un momento de incertidume, que o amañen, e os que apoiaron ao PSOE e os representantes do PSOE, se queremos que Alcoa siga na zona, que lle digan ao próximo Goberno que hai que facer o que non se fixo neste ano e medio. A responsabilidade é unica e exclusivamente do Goberno central», manifestó.

En Xove, donde el PP pasó de 839 votos en abril a 918 votos este 10N (con el PSOE como segunda fuerza, de 550 a 440), el alcalde Demetrio Salgueiro valora como «bo resultado» el conseguido por el PP en el municipio. «Agradecemos o respaldo de todos os que confiaron no partido e iso anímanos a seguir traballando», reconoce el regidor, que destaca que el PP «xa no período electoral, foi o único partido que se comprometeu publicamente a buscar unha solución para Alcoa. Agora haille que esixir ao próximo presidente do Goberno que ten que darlle unha solución. O caso de Alcoa require dunha solución política».

Con respecto al incremento de votos del PP este 10N con respecto al 28A, Salgueiro considera que no fue una subida «esaxerada. Puido ser que algo influíra a situación de incertidume que temos encima con Alcoa, pero puido ser máis resultado». «O novo goberno tense que pór man á obra de forma inmediata para solucionar este gran problema: «Xa non estamos en período electoral e hai que solucionalo. Aí está decembro e antes de que a multinacional tome unha decisión irreversible o Goberno central tense que pór man á obra».

Diciembre, un mes decisivo

El regidor pide a los representantes en las Cortes Generales que «den un paso ao frente para buscar unha solución ao problema de Alcoa. É o asunto de máis urxencia. Sin Alcoa moitos dos outros asuntos deixarían de existir». Salgueiro recuerda que diciembre será un mes decisivo para Alcoa San Cibrao: «Cérrase o exercicio, a empresa ten que planificar o próximo ano e definir que tipo de solucións toma. Queda unha situación moi complicada, xa o advertimos na campaña electoral e seguímolo facendo». No oculta que ahora, con el resultado electoral del domingo la investidura se complicará «e posiblemente tamén se vaia dilatar máis a solución para Alcoa».

 

Alcoa, pendiente de los acuerdos de Gobierno y de los tiempos, tanto o más importantes

El tiempo es crucial, muy importante dada la situación de Alcoa San Cibrao. Por eso en la multinacional están muy pendientes de los «tiempos», tanto como de los acuerdos para formar un nuevo Gobierno, que se supone dilatarán aún el proceso.

Ahora mismo lo primero será conocer la fecha de la subasta eléctrica por los servicios de interrumpibilidad, que se celebrará previsiblemente en diciembre, aunque de momento nada se sabe.

Sigue pendiente la aprobación del Estatuto y las medidas que adoptará el nuevo Gobierno para compensar a las grandes empresas electrointensivas para rebajar la tarifa eléctrica. He ahí la importancia de la composición del nuevo Gobierno.

Líderes de Podemos hablaron en campaña de nacionalizar la energía. Incluso de nacionalizar las plantas de Alcoa en Avilés y A Coruña durante el proceso de compra-venta. Mientras, pasa el tiempo y todo sigue igual: en compás de espera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los alcaldes de Cervo y Xove creen que el temor por Alcoa no se reflejó en el 10N