A Mariña apremia a tomar medidas antes del 10N para que Alcoa no peligre

Más de 3.000 personas esta tarde-noche de miércoles en Xove en la protesta para exigir electricidad más barata

;
Manifestaciòn Alcoa Peche Non en Xove Manifestaciòn Alcoa Peche Non en Xove

XOVE / LA VOZ

Más de 3.000 personas, entre ellas familias al completo de diferentes localidades de A Mariña y comerciantes que adelantaron el cierre de sus negocios, abarrotaron a las 20.30 horas de este miércoles la Praza do Concello de Xove para exigir medidas urgentes y un estatuto electrointensivo que garanticen el futuro de la factoría de Alcoa San Cibrao y los empleos. Alcoa Solución y Peches non, enerxía solución, se podía leer en las pancartas del comité y de las auxiliares, las únicas que ondeaban en los edificios públicos.

Pasaban de las 20.30 horas y seguía llegando gente a la plaza. El presidente del comité de empresa de la multinacional, Xosé Paleo, tildó la convocatoria de «éxito», mientras que el alcalde de Xove, Demetrio Salgueiro, agradecía que con la concentración se visualizara la importancia que la multinacional del aluminio tiene en A Mariña, por los más de 2.000 empleos directos e indirectos que genera, y porque su cierre repercutiría en gran parte del tejido socioeconómico de la zona, pero también en el resto de la provincia y a nivel gallego. Además, el regidor recordó que la plantilla actual está formada por mucha gente joven, con el consiguiente riesgo de despoblación. «Pedimos un prezo de enerxía xusto para que Alcoa poda seguir traballando e sendo competitiva (..) Se non hai solución a curto prazo, manter o emprego non se poderá facer de forma indefinida». Los asistentes a la concentración aplaudieron al regidor cuando éste señaló que este asunto no tiene nada que ver con la política. Tanto en el palco improvisado desde el que se produjeron las intervenciones como entre el público había una amplia representación de cargos políticos de diferentes partidos. El regidor urgió a que se adoptaran medidas antes del 10N y le pidió al Gobierno «que lle dea á Mariña unha solución», una solución «de emerxencia, como se fixo noutros casos».

«Isto é o que lle debemos ensinar ao Goberno, que somos moitos os afectados»

Enerxía, solución, corearon una y otra vez todos los asistentes a la primera de una serie de concentraciones ciudadanas. Xosé Paleo, presidente del comité que instó a las Administraciones a sumarse a las movilizaciones, avanzó que, pendiente de lo que se concrete en la reunión de este jueves, se convocarán más concentraciones en otras localidades, también una manifestación, y recordó que todavía siguen pendientes de que la ministra de Industria en funciones, tal y como se comprometió el martes durante su visita a la fábrica, ponga fecha para la próxima reunión de la mesa de seguimiento. Paleo informó a los asistentes de lo abordado con la ministra durante su visita y lamentó que Reyes Maroto no ofreciera una solución. «Non soubo contestarnos (..) E aquí non sabemos o prezo que terá a corriente dentro de dous meses e medio (..) Desde a empresa dixéronlle á ministra que así era inviable producir».

«Si nestes momentos, ao borde dunha campaña electoral vén visitarnos a ministra e non nos di ‘tranquilos que teño a solución’, a nós ponnos a temblar», manifestó Paleo, quien, al igual que el alcalde xovense, reiteró que «moito nos tememos que si non conseguimos algo antes do 10N, despois vai ser tarde». Teme que la empresa tome algún tipo de medida «e un parón na serie de electrolise non é o mesmo que vivimos agora». Agradeció la asistencia del público: «Esta é a forza que necesitamos e iso é o que lle debemos ensinar ao Goberno, que somos moitos os afectados (..) Agora mesmo é reversible a situación». Paleo indicó que industrias como Alcoa San Cibrao ya no se montan en la actualidad en Europa.

La rebaja eléctrica de la que depende Alcoa en San Cibrao tardará meses

Salvador Serantes
;
Reyes Maroto y Feijoo en Alcoa Reyes Maroto y Feijoo en Alcoa

La empresa urge soluciones, Maroto las compromete y Feijoo exige que se concreten

Tras perder 54 millones de euros el año pasado, la planta de aluminio primario de Alcoa en San Cibrao, la única de España, recortó producción un 11,25 %. No por falta de pedidos, sino porque la electricidad, que representa el 40 % de sus costes de producción, la paga «entre un 40 y un 60 % más cara» que sus competidores europeos, según Álvaro Dorado, presidente de Alcoa España. Aunque recibe ayudas del Estado por interrumpibilidad (consumir menos luz cuando la red general lo necesita) y compensaciones por el impacto de emisiones indirectas de CO2, el megavatio le cuesta ahora 49,5 euros, casi 15 más que hace dos años. En esas condiciones, «no puede mantenerse», advierte Dorado, por lo que demanda el tantas veces anunciado estatuto del consumidor electrointensivo. Reyes Maroto, ministra de Industria en funciones, se compromete a aprobarlo «en los próximos meses», una vez se forme el Gobierno. Ante un «problema de pronóstico reservado», Núñez Feijoo, presidente de la Xunta, exige conocer un estatuto en el que, según Dorado, no se perciben «medidas necesarias», y sin ellas «será absolutamente insuficiente».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

A Mariña apremia a tomar medidas antes del 10N para que Alcoa no peligre