Adrián Ben hizo «el carrerón de su vida» en el Mundial de Doha

«Si no pasaba, que se acordaran de donde está Viveiro», bromeó el joven atleta, que este domingo (20.55 horas) correrá la semifinal


viveiro / la voz

Los viveirenses y mariñanos vibraron ayer a primera hora de la tarde con el “carrerón” que se marcó el joven atleta Adrián Ben en su estreno en el Mundial de Doha con la selección española en las semifinales de la serie de 800 metros. Decidido y con ganas -con esas ganas de comerse el mundo que se tienen a su edad, 21- se puso en cabeza de carrera y no abandonó esa posición casi hasta el final, entrando segundo (detrás de un atleta keniata) y clasificándose para la prueba de hoy. Hizo «la carrera de su vida», 1:46:12, aunque no fuese su mejor marca. Le echó garra y coraje; decisión desde un primer momento, a todo o nada. Y salió bien y triunfó; hubiera sido un ejemplo en cualquier caso. Éxito lo es ya estar entre los mejores en Doha.

Medio Viveiro y aficionados al atletismo de toda A Mariña estuvieron ayer por la tarde pendientes de la televisión para ver al joven atleta viveirense (en Teledeporte, canal temático deportivo de TVE que está emitiendo el Mundial). Adrián Ben estaba pletórico, muy contento y le sobraban razones para ello. «Lo intenté, me puse en cabeza y a ver qué pasaba; en la primera vuelta hay que darlo todo y luego ya lo que sea. Me dije: si no paso, por lo menos se van a acordar de Viveiro y de uno de Viveiro», bromeó feliz luego en declaraciones a Teledeporte.

Entrenaba en el paseo de Covas

Enorme la proyección del joven atleta viveirense que hace unos años se entrenaba en el paseo marítimo de Covas porque ni en Viveiro ni en A Mariña hay una pista de atletismo. A base de trabajo, de mucho esfuerzo, de progresión, de éxitos y también de fracasos, porque de todo se aprende, fichó por el FC Barcelona y hoy Adrián Ben está en un Mundial, el de Doha (con temperaturas extremas, propias del desierto, aunque en el interior del estadio hay una temperatura adecuada, ideal, 21 grados, decía él mismo esta semana). Protagonizó una enorme carrera en 800 metros que Viveiro y A Mariña vivieron con él. Y hoy corre a las 20.55.

«Estamos flotando, é unha alegría enorme», dice su padre, Antonio Ben

«Uf, cada vez é peor; o estómago encólleseche, dóeche a cabeza, e ao final, xa ves, fixo a carreira da súa vida. Nós estamos flotando, é unha alegría enorme, incontenible». Quien así hablaba ayer por la tarde era Antonio Ben, padre de Adrián, un hombre tranquilo, apasionado del atletismo. Antonio es un hombre con los pies en el suelo y la mirada serena. Eso se nota al hablar con él. Pero ayer era un día especial para la familia -padre y madre, y hermana-, de nervios pero sobre todo de mucha alegría: «Si, porque estar nun Mundial xa é un éxito; estar aí entre os 47 mellores atletas do mundo na especialidade é o verdadeiro éxito e o froito do traballo».

«Saíu con decisión e fixo unha gran carreira. Estamos moi contentos», explicaba Antonio Ben ayer por la tarde desde Viveiro dando un paseo después de tantos nervios y tensión, lógico. «Nunca te acostumas porque vai subindo peldaños e cada vez son maiores as dificultades, claro».

Comentamos con Antonio todo el trabajo que hay detrás, tantos años de esfuerzo y de sacrificio, para el propio Adrián y para la familia. «Moito, este ano e pico máis aínda, non parou. Tivo aí atrás un pequeno disgusto porque non puido facer marca para os 1.500 e iso que o intentou pero mira, sonou a frauta nos 800, que sería a súa cuarta ou quinta carreira en 800; nunca se sabe. O verdadeiro éxito é chegar a un Mundial, a unhas Olimpiadas, é o éxito ao traballo e á constancia. Clasificouse, mañá (por hoy) quédalle desfrutar», resume y resume bien. Hoy podremos ver a Adrián Ben a las 20.55 en su final de 800.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Adrián Ben hizo «el carrerón de su vida» en el Mundial de Doha