Magda Álvarez, jefa de protocolo de la Volta a Galicia: «De lo peor de mi vida, un accidente de bici, me vino lo mejor en el ciclismo»

El pasado domingo vivió de forma especial el paso de la carrera ciclista gallega por su ciudad natal


viveiro / la voz

Tuvieron que transcurrir unos 13 anos desde que empezó en la Federación Galega de Ciclismo para que a Magda Álvarez le coincidiese estar en el paso de la Volta a Galicia por su ciudad natal, Viveiro. Como era de preveer, la jornada del domingo de la etapa viveirense fue especial para ella. Sorprendió a la vez a algunos, que desconocían esa otra faceta de la maestra que hasta el curso pasado enseñó en el CEP Lois Tobío y en el presente ya trabaja en A Magdalena en As Pontes. Es realmente polifacética, también por varios trabajos audiovisuales.

-Debió ser emocionante estar en el paso de la Volta por Viveiro.

-Aunque arbitré en la Vuelta a España, con quien trabajo es con la federación gallega y en 13 años nunca me había coincidido nada aquí. Por fin! Fue una alegría!

-¿Cuál es su función en la Volta?

-Soy jefa de protocolo desde hace ya varios años.

-¿En qué consiste el trabajo?

-Tengo que contactar con los concellos, elaborar los papeles para la entrega, recibir a las autoridades, contratar la floristería, organizar actividades para niños mientras los corredores de élite se marchan, etcétera. Soy azafata también, porque aparte de ser jefa de protocolo, a mayores entrego premios.

-¿Cómo es esa experiencia?, ¿Es como «la chica para todo»?

-Al estar siempre en el podio me llaman para lo que haga falta. También soy árbitro de ciclismo en ruta, ciclocross, mountainbike y pista. Tuve la suerte de arbitrar en la Vuelta a España; fueron cuatro etapas, creo que hace dos y tres años, o tres y cuatro.

-¿Es inusual ver a una mujer como árbitro de ciclismo?

-Cada vez hay más mujeres. Cuando empecé eran dos o tres. Ahora ya no es raro.

-¿Qué tipo de formación exige?

-Recibí formación durante un año, estudiar un libro, preparar una parte matemática y me presenté en Valladolid. Lo saqué con la Federación Española de Ciclismo en mis cuatro especialidades.

-¿De dónde vino este vínculo?

-Realmente yo soy maestra. Lo del ciclismo surgió a raíz de que yo tuve un accidente con la bici. Iba totalmente protegida, con casco, coderas, rodilleras y demás. Aún así, el accidente fue brutal. Me empezaron a poner como ejemplo en charlas, de una persona que va totalmente protegida y tiene un accidente de esas características, un poco como para fomentar que hay que ir protegido lo máximo posible. Empecé a ir con la federación y bajé a ver alguna carrera y me empezó a gustar. Me propusieron formarme y lo hice como árbitro. Después pasé a jefa de protocolo.

-¡Qué historia tan curiosa!

-De lo peor de mi vida me vino lo mejor. Para mí el ciclismo es una familia. Nos llevamos fenomenal.

-Debo preguntarle por su opinión con respecto a las críticas sobre las azafatas en el podio ciclista.

-No estoy de acuerdo con esas críticas de machismo porque nosotras siempre nos sentimos muy valoradas por todo el mundo del ciclismo, a mayores yo y una compañera de Carballo (azafata y árbitro) tenemos formación acreditada por la federación española y nuestro trabajo no es solo la foto que sale. Hay mucho detrás. Y sabemos hablar de un puerto de montaña o una meta volante. Quería decir algo más, aparte.

-Adelante...

-Al director de la prueba de la Volta, Guillermo Sande, tengo que agradecerle mucho. Gracias a él sigo aquí. Y al jefe de árbitros en su momento, Mon López, que me guió en el mundo del ciclismo.

«No estoy de acuerdo con las críticas porque (las azafatas) nos sentimos muy valoradas por todos en el ciclismo»

«El año pasado estaba estudiando las oposiciones, trabajando a la vez en Ferrol y en Viveiro y haciendo interpretación»

«También estoy en Serramoura, hago de guardia civil, y salgo en un anuncio de Coren»

-Seguro que algunos en Viveiro no sabrían el domingo que era la jefa de protocolo de la Volta a Galicia.

-Tuve mensajes de gente que no se lo esperaba. No es algo que se publicite porque yo en mi día a día soy maestra y también hice interpretación. Estoy en Serramoura, de guardia civil.

-¡Qué sorpresa! ¡Le da a todo!

-[Ríe] También estoy en un anuncio en TVE y en la TVG, de Coren, de carnicera.

-Lo he visto ya varias veces. Recuerdo que dice algo de «pollo campero».

-Sí, el del «pollo campero».

-No para. ¿Cómo lo hace?

-No paro pero todo lo disfruto. El año pasado estaba estudiando las oposiciones, trabajando a la vez en un cole de militares en Ferrol yendo y viniendo a Viveiro y haciendo interpretación en A Coruña, en la Escuela de Voz Audiovisual. Y, la verdad, muy contenta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Magda Álvarez, jefa de protocolo de la Volta a Galicia: «De lo peor de mi vida, un accidente de bici, me vino lo mejor en el ciclismo»