Chusky apacigua la euforia: «Va a ser una liga muy igualada»

El entrenador del Viveiro no se confía ante los buenos resultados del equipo

a. q.
viveiro / la voz

Son tres la victorias que suma ya el Viveiro en esta recién estrenada temporada. Dos de ellas por goleada, con un 5-0 ante el Boimorto en la jornada inaugural y un 4-0 endosado al Lemos en la de este último domingo. No por ello su entrenador, Chusky, piensa en algo que vaya más allá del próximo partido ante el Montañeros, «una salida difícil por la experiencia de sus jugadores». Considera el técnico que este año será complicado, pues son muchos los rivales a batir que el conjunto de Cantarrana tendrá delante. «Será una competición igualada en la que tendremos que darlo todo, pues conjuntos como el Puebla, la Sarriana o el Noia son muy potentes.

Chusky dispone este año de varios futbolistas recién incorporados en su escuadra, con los fichajes de Gerardo o Manuel Cedrón. Destaca de ellos la experiencia que aportarán al equipo, que fue algo que le faltó la temporada pasada para lograr el sueño del ascenso. «Es un equipo muy joven, los defensas Roi o Uriol apenas superan los 20 años», comenta el míster, que hace hincapié en la experiencia que logró el equipo durante la temporada pasada. De este modo, con una plantilla que le transmite buenas sensaciones y que ya se muestra mucho más asentada, Chusky reconoce estar contento.

Los entrenamientos y los partidos le hacen pensar que «el equipo trabaja muy bien» y que esto, sumado a la inercia de los buenos resultados de la temporada pasada, da motivos para pensar en que el Viveiro pueda estar en los puestos altos de la tabla, donde esperan asentarse ya desde el inicio de la campaña. «El año pasado fuimos capaces de crecer, yendo de menos a más conforme avanzaba el calendario, y esos frutos de madurez se recogen hoy», afirma el técnico, que ve con buenos ojos la evolución de los suyos y confía en un fantástico futuro para el club, dada la juventud de sus pupilos.

«No hay que olvidar que nos dejamos los puntos en los primeros encuentros de la temporada pasada, que acabamos echando de menos cuando la campaña llegaba a su fin», comenta el entrenador, que destaca este comienzo impecable como una buena base para seguir creciendo.

Con la línea que ha tomado el equipo, es natural que la afición piense que «este ano sí», pero Chusky se muestra cauto. Reconoce errores en la temporada anterior, comenzando porque «el año pasado dejamos escapar muchos puntos en casa, algo que nos condicionó». Con el apoyo que espera encontrar en Cantarrana, el técnico confía en que las salidas se hagan con más confianza y eso permita arañar mejores resultados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Chusky apacigua la euforia: «Va a ser una liga muy igualada»