El comité de Alcoa San Cibrao espera las respuestas del Estado y la Xunta tras el segundo recorte de producción

Apela a la ministra de Industria en funciones y al presidente de la Xunta


viveiro/ la voz

Atraviesa un momento de incertidumbre la fábrica de Alcoa en San Cibrao, «un motor económico fundamental» para A Mariña y Galicia, con unos 1.100 empleos directos y más de 400 en las empresas auxiliares. La planta de aluminio primario pierde cada mes más de 5 millones de euros, que compensan en parte de los beneficios de la de alúmina. Tan delicada es la situación que, para paliar los números rojos, Alcoa recortó la producción de aluminio un 5 % en julio y ahora está en pleno proceso de parada de 32 de las 512 cubas de electrolisis, con lo cual el próximo mes rebajará un 11,25 % su actividad. Preocupados por el presente y el futuro, los representantes de la plantilla han pedido desde el comité de empresa apoyo del Estado y de la Xunta.

Desde el propio comité confirmaron que Reyes Maroto, la ministra de Industria en funciones, aceptó reunirse con ellos en San Cibrao, pero aún no ha puesto fecha, pese a que se barajó la posibilidad de que acudiese a la fábrica el pasado viernes. Al presidente de la Xunta apelaron ese mismo día, invitándolo también a verlos en la fábrica, pero con el fin de semana por medio poco tiempo ha tenido para responder.

A la espera de la respuesta del Ejecutivo nacional en funciones y del Gobierno gallego, los dirigentes sindicales comparten con Alcoa la urgencia de actuar para contribuir a la competitividad de la fábrica de aluminio primario de San Cibrao. Juega en desventaja con productores de países del entorno, como Alemania o Francia, porque la electricidad en España le sale un 50 % más cara. Un factor clave porque la luz representa el 41 % de los costes de producción del aluminio en A Mariña. De corregir esa desigualdad depende la viabilidad de la planta de San Cibrao.

De ahí que tanto Alcoa como el comité reclamen el «imprescindible marco energético estable», electricidad más barata garantizada a través del tantas veces anunciado estatuto del consumidor electrointensivo. Solo puede aprobarlo el Gobierno central, ahora en funciones. Si antes del 23 de septiembre no se forma uno nuevo, el problema podría prolongarse en el tiempo. Alcoa no ha tocado el empleo fijo en la fábrica de San Cibrao y dice querer seguir produciendo aluminio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comité de Alcoa San Cibrao espera las respuestas del Estado y la Xunta tras el segundo recorte de producción