La ría de Viveiro soporta vertidos que la UE exigió corregir hace años

Fondos europeos cofinancian dos obras de siete millones que continúan sin fecha


viveiro / la voz

 A principios de siglo la Unión Europea (UE) emplazó a los estados miembros a garantizar el saneamiento de los vertidos en poblaciones de más de 15.000 habitantes. A mediados del 2010, la UE denunció a España ante el Tribunal de Justicia Europeo por incumplirlo en localidades como Viveiro, entre otras. En el 2011 la Xunta anunció cinco millones de europeos para dejar la saneada la ría en el 2015. En el 2016 los rebajó a tres millones y prometió que la ría quedaría saneada este año. A finales del 2018, el emisario que lanza aguas sin depurar a la dársena de Celeiro lo incluyó el Seprona en una operación internacional de la Interpol sobre delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales. Esta misma semana, la Xunta eludió concretar fechas para corregir vertidos como el de Celeiro, que desde el 2016 admite como uno de los «con presenza constatada de emisións contaminantes».

Ahora que desde la Xunta vuelven a responsabilizar al Concello y también apuntan al Gobierno central, y desde el ejecutivo viveirense se defienden insistiendo en que han hecho su parte, la ría continúa soportando vertidos sin depurar que provocan la contaminación fecal detectada en la playa de Celeiro o la que impide consumir el marisco que pudiera haber en el interior del estuario. Viveiro, los vecinos y el medio ambiente siguen esperando que la Xunta invierta casi cinco millones de euros de la UE en los dos proyectos por valor de siete millones con los que se comprometió a sanear la ría viveirense.

La Xunta justifica «retrasos» en reparar el emisario porque Costas también opinaba

Aunque desde la Xunta insisten en que el saneamiento de la ría de Viveiro compete al Concello, desde el gobierno local recalcan que la Xunta maneja los fondos europeos para las obras, decide los proyectos y marca los plazos. Según la Xunta, retirará el emisario roto, el que vierte en la dársena de Celeiro y otros lugares, porque el Concello «non é capaz de asumir esa tarefa».

En el último aplazamiento del proyecto de tres millones de euros, el del emisario fracturado y de mejora del alcantarillado cuyo final anunció por primera vez para el 2015, Augas de Galicia admite «retrasos nos prazos previstos» porque la retirada del emisario también dependía de lo que dijese Costas del Estado, por sus «afeccións ao dominio público marítimo terrestre».

El delegado de la Xunta en la provincia insistía este sábado en que «se alguén está retrasando o proxecto é o goberno local».

Sin licitar el proyecto cuyo final se anunció primero para el 2015 y después para el 2019, y el otro aún no pasó la fase de exposición

Anuncios, cruces de acusaciones, cambios de proyectos y de plazos a lo largo de los años han dado lugar a una ceremonia de la confusión sobre el saneamiento de la ría viveirense. Para cofinanciarlo con dinero aportado en un 80 % por el Fondo Europeo de Desenvolvemento Rexional (Feder), Augas de Galicia ha diseñado dos proyectos. Documentos oficiales indican que juntos suman siete millones de euros y que deberán estar en obras antes de diciembre del 2020.

Uno asciende a tres millones de euros y, bajo el título «saneamento de Celeiro e mellora da condición de vertido da depuradora de augas residuais de Viveiro», prevé una estación de bombeo del alcantarillado de Celeiro y Area, así como un depósito de retención y pretratamiento de las aguas residuales de esos dos núcleos, además de la mejora de la depuradora viveirense y la instalación de un emisario submarino de 858 metros. Cuando se construya ese se resolvería el problema del que está roto, el que aflora en la dársena de Celeiro y vierte aguas residuales sin depurar. Aún sin licitar, es el que se anunció para el 2015, para el 2019 y que, según las últimas previsiones, podría estar rematado en el 2021. Preveía invertir 48.000 euros el año pasado, casi 114.000 este años, un millón en el 2020 y 1,8 millones en el 2021.

A 3,9 millones de euros asciende la inversión programada en el segundo proyecto, que oficialmente se denomina «mellora dos sistemas de saneamento e depuración na ría de Viveiro», así como «mellora nas liñas de tratamento da estación depuradora de Viveiro». Si el otro acumula cambios y aplazamientos, este todavía está en fase de exposición pública. Prevé una nueva balsa, así como mejorar el pretratamiento y la desinfección.

La Xunta atribuye al Concello la responsabilidad del saneamiento de la ría. Las obras las cofinancian la UE (80%), el Estado y la Xunta, que las promueve.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La ría de Viveiro soporta vertidos que la UE exigió corregir hace años