El comité intenta frenar la parada de cubas de aluminio en San Cibrao

Alcoa recibe a los sindicalistas y la ministra Maroto acepta visitar la fábrica


cervo / la voz

Ya está en marcha el segundo recorte de producción que aplica Alcoa en la planta de aluminio de San Cibrao desde julio. Comenzó reduciendo un 5 % y desde este lunes está dando pasos para rebajar otro 6,25%, con lo que sumaría un 11,25 %. A diferencia del anterior, este incluye la parada de 32 de las 512 cubas, uno de los dieciséis grupos de la fábrica. Alcoa lo justifica con idea de disminuir pérdidas en un contexto de bajos precios del aluminio en el mercado mundial y de elevados precios de la electricidad en España. El comité de empresa de San Cibrao comparte la demanda de un abaratamiento de costes energéticos para que Alcoa sea competitiva, pero discrepa de la parada de cubas. Este miércoles insistirá en su pretensión de frenar esa medida en la reunión que celebrará en Madrid con el nuevo presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado.

La entrevista con la dirección española de Alcoa la solicitaron los representantes de los trabajadores el pasado día 7, cuando saltaron las alertas al entender que los dos recortes de producción de aluminio como «o seguinte paso no camiño dun posible apagado e cese da producción na planta de San Cibrao».

El pasado día 8, el comité también pidió una reunión con Reyes Maroto, ministra de Industria en funciones, invitándola a visitar la fábrica de San Cibrao. Ha aceptado, pero todavía no hay fecha, según explicó el presidente del órgano sindical a la agencia Efe.

El PP y el PSOE polemizan por el papel del Gobierno estatal

Alfonso Villares, alcalde de Cervo; Javier Jorge, diputado provincial; y José Manuel Balseiro, delegado de la Xunta en la provincia, llamaron desde el PP a movilizarse por la situación de Alcoa en San Cibrao. Justifican su propuesta en defensa del empleo y, sobre todo, para conseguir que el Gobierno estatal apruebe el estatuto de grandes consumidores eléctricos y rebaje los costes energéticos que la empresa alega como su principal hándicap para ser competitiva en el mercado mundial del aluminio.

Desde el PSOE, Patricia Otero, secretaria provincial en Lugo, replica a Balseiro: «O único Goberno responsable que está traballando polo futuro de Alcoa e os seus traballadores é o de Pedro Sánchez». Y añade: «O Goberno de Feijoo está promovendo unha campaña infundada sobre os despidos».

Declarándose «preocupado e alarmado pola falta de reacción» del Ejecutivo nacional, el senador popular José Manuel Barreiro ha presentado una interpelación demandando «unha solución urxente». Como otros populares, también opina que toca «frear o que pode ser nun futuro non moi lonxano o peche da fábrica».

La empresa rechaza mantener las bajas incentivadas

Todos mayores de 57 años, 32 empleados de Alcoa en San Cibrao habían aceptado acogerse al plan de bajas incentivadas que propuso la empresa cuando negociaba la regulación de empleo en sus fábricas de A Coruña y Avilés. Tras la venta de esas factorías a Parter Capital, el comité de San Cibrao solicitó a Alcoa que se mantuviesen, con las condiciones firmadas por empleados dispuestos a irse para dejar sitio a despedidos de A Coruña y Avilés. Según el comité, la empresa no ha aceptado ni las bajas incentivadas ni tampoco que esos puestos vacantes los cubriesen eventuales de la fábrica mariñana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comité intenta frenar la parada de cubas de aluminio en San Cibrao