El ribadense Bebel, futbolista del Dépor fusilado, y la trágica vida de Los de la Lejía

MARTÍN FERNÁNDEZ

A MARIÑA

ARCHIVO DE LA FAMILIA GARCÍA POMES

Era uno de los ocho hijos del ribadense José García Iglesias y de la castropoleña Concha García

04 ago 2019 . Actualizado a las 17:34 h.

Era de Ribadeo pero su historia la inmortalizó Eduardo Galeano en su obra Espejos. Una historia casi universal. Resumió, con dramática intensidad, el manotazo duro y el hachazo invisible y homicida que apunta directo al corazón: «La Coruña, verano de 1936: Bebel García muere fusilado./ Bebel es zurdo para jugar y para pensar./ En el estadio, se pone la camiseta del Dépor./ A la salida del estadio, se pone la camiseta de la Juventud Socialista./ Once días después del cuartelazo de Franco, cuando acaba de cumplir 22 años, enfrenta al pelotón de fusilamiento:/ -Un momento ?manda./ Y los soldados, gallegos como él, futboleros como él, obedecen./ Entonces, Bebel se desabrocha la bragueta, lentamente, botón tras botón, y de cara al pelotón echa una larga meada./ Después, se abrocha la bragueta:/- Ahora sí».

Bebel era uno de los ocho hijos del ribadense José García Iglesias y de la castropoleña Concha García Álvarez. La familia, de ideas socialistas, puso nombres de políticos izquierdistas a sus vástagos: Bebel (por el fundador de la socialdemocracia alemana), Jaurés, France, Voltaire, Conchita, Bélgica, Berthelot y José, Pepín de la Lejía, el mayor y el único bautizado.

El padre tenía representaciones de vinos de Jerez y sidras de Asturias y un fabriquín de lejía que apodó a la familia y le posibilitó vivir con desahogo. Todos sus hijos nacieron en Ribadeo pero él fue desterrado a 150 kilómetros de la villa debido a sus ideas políticas. Había fundado el PSOE local y tras instalarse en A Coruña, en la calle San Roque 24, siguió con su actividad y sus ideas. Y fundó el PSOE coruñés.