La Reina de los Mares navega por la ría de Viveiro en el Nuevo Cristo del Buen Viaje

Escolma de Meus estrenó anoche una plegaria en honor de la Virgen del Carmen, recibida en el puerto con fuegos artificiales


viveiro / la voz

En el quinto y penúltimo día de las Festas Patronais e do Mar de Celeiro, la parroquia marinera de Viveiro festeja por todo lo alto a la Reina de los Mares, la Virgen del Carmen. A las diez y media de la mañana de este domingo está previsto el inicio del acto principal, la procesión marítima que capitanea el Nuevo Cristo del Buen Viaje, un pincheiro de Gran Sol que desde hace un par de años engrosa la flota celeirense y cuyos propietarios son los hermanos Marcos y Santiago Díaz Quelle, como explicaba el Capitán José Pino. A bordo de ese pesquero navega por la ría de Viveiro la patrona de las gentes del mar, a la que Celeiro honra por todo lo alto, como siempre.

En el Nuevo Cristo del Buen Viaje también embarcan las autoridades civiles y eclesiásticas. Entre ellas, María Loureiro, alcaldesa de Viveiro; Rosa Quintana, conselleira do Mar; Isabel Rodríguez, subdelegada del Gobierno en la provincia; Mercedes Rodríguez, directora autonómica de Pesca; José Manuel Balseiro, delegado provincial de la Xunta y concejales viveirenses.

La procesión la organiza la Confraría de Pescadores Santiago Apóstolo de Celeiro. Continúa siendo de las más concurridas. El pósito paga el seguro de responsabilidad civil que cubre posibles contingencias en las embarcaciones que cumplan los requisitos marcados por Marina Mercante. Desde la nave capitana se lanzará al mar una corona de flores, en homenaje a los náufragos. Antes de retornar a puerto, ante el Nuevo Cristo del Buen Viaje desfilarán los barcos, que recibirán la bendición.

La última verbena

Cuando acabe la procesión por la ría, la Banda Naval y la Banda TAU armonizarán el desfile de regreso de la Virgen del Carmen a la iglesia parroquial de Celeiro. Ahí se celebrará una misa, cantada por Sons de Celeiro.

Y en la parte laica de las fiestas, este domingo sobresale la última verbena, que coprotagonizan las orquestas Los Satélites y Los Trovadores. La segunda también amenizará la última sesión vermú, que comenzará sobre las dos de la tarde. A la una del mediodía y a las seis de la tarde, la Charanga Mekánika tocará por las calles. Todavía queda el lunes, para los niños, con el Diverneno.

Escolma de Meus estrenó una plegaria y fuegos artificiales la recibieron en el puerto

Al cierre de esta edición Celeiro recibía en el puerto a la Virgen del Carmen, que era bajada en procesión desde la iglesia parroquial. Ahí, en ese templo, había comenzado a las nueve y media de la tarde la misa por los náufragos, cantada por Escolma de Meus. Durante el ritual religioso, ese grupo musical viveirense estrenó una Plegaria a la Virgen del Carmen compuesta por su director, José Luis López Rivera.

Como otros años, al entrar la imagen de la Virgen en el puerto sonaron las sirenas de los pesqueros y de la lonja y comenzó una sesión de fuegos artificiales que se prolongó durante unos diez minutos. La procesión continuó hasta la antigua lonja, donde los asistentes entonaron la Salve Marinera.

Y el penúltimo día de fiesta continuó hasta la madrugada del domingo, con otra verbena, en esta ocasión amenizada por la Orquesta Palladium y por la Disco Móvil Decibelios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Reina de los Mares navega por la ría de Viveiro en el Nuevo Cristo del Buen Viaje