La A-8, cerrada otra vez por la niebla

La vieja N-634 no soporta tanto tráfico en Mondoñedo


mondoñedo / la voz

La Autovía del Cantábrico, la A-8, amaneció ayer de nuevo cerrada al tráfico debido a la densa niebla. Estuvo así buena parte de la mañana. El tráfico hubo de ser desviado por la vieja N-634, por Mondoñedo.

Ante esta situación la alcaldesa mindoniense, Elena Candia, pide el arreglo urgente de esta carretera «porque non pode soportar tanto tráfico cando pecha a A-8 debido á néboa».

«Demandamos o arranxo urxente na N-634, motivo polo cal vimos de solicitar unha reunión coa subdelegada do Goberno en Lugo para reivindicar unha actuación que mellore o seu mal estado de conservación -señalaba Elena Candia-. Facemos esta petición ante o mal estado que presenta o firme e tendo en conta que este é desvío alternativo cando a A-8 presenta problemas coa néboa, como acontece estes días».

«A Garda Civil habilita os habituais desvíos alternativos a través da estrada Nacional 634 ao seu paso por Mondoñedo, polo que desde o goberno local urxen a necesidade de reparar a vía para poder soportar todo este tráfico en condicións de seguridade», señalaba en otro momento.

La alcaldesa de Mondoñedo insiste en que la vieja carretera N-634 (que se pensaba que ya iba a quedar prácticamente en desuso con la nueva autovía) está en muy mal estado, «con problema de asfaltado e sinalización, que deben ser reparados de maneira inmediata, polo que lle pedimos ao Estado un investimento que permita poñerlle fin a esta situación».

Hay que tener en cuenta que la Autovía del Cantábrico está cerrada al tráfico más de cien días al año debido a las nieblas densas que se acumulan en el alto de O Fiouco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La A-8, cerrada otra vez por la niebla