Trece años a vueltas con el plan urbanístico de Viveiro

Loureiro espera aprobarlo al fin, tras culpar a la Xunta de trabas


viveiro

Otro de los deberes del Concello para el mandato que continuará la socialista María Loureiro es el plan urbanístico, un instrumento clave en cualquier municipio del que Viveiro carece. Trece años han pasado desde que, en pleno bum de la construcción, el bipartito PSOE-BNG suspendió las normas anteriores. A partir de ese momento comenzó una travesía del desierto que incluyó denuncias judiciales por algunas licencias, un esbozo de un plan que no salió adelante y la contratación a una empresa privada del que lleva años en trámite. La regidora espera aprobarlo al fin, tras culpar a distintos departamentos de la Xunta de «atrancos e demoras».

El Concello dispone de equipo propio de arquitectos, aparejadores y juristas expertos en urbanismo, pero las licencias de obra mayor llevan años reducidas a su mínima expresión e iniciativas particulares y promotoras continúan a expensas de una norma que definirá el futuro del municipio y garantizará la seguridad jurídica a la ciudadanía. Tantos cambios ha habido en estos trece años, que el documento continúa adaptándose a la penúltima modificación autonómica, la de inundaciones.

«FASE FINAL»

«Logo de moitas trabas e atrancos, o plan urbanístico atópase na súa fase final e, por fin, aprobárase definitivamente».

EL CASCO

«Seguirá a rehabilitación de vivendas no casco histórico»

Más allá de las necesidades básicas

BENESTAR

«Incrementaremos fondos destinados a servizos sociais, seguiremos colaborando coas asociacións Aspanane e de Alzhéimer, continuaremos ca oficina de asesoramento aos inmigrantes...».

«O goberno traballa no día a día, mantén todos os servizos e aumenta os sociais. Nestes catro anos Viveiro mellorou de forma notable», sostuvo la alcaldesa en el debate electoral de La Voz. Que el municipio ha mejorado lo comparten el 41 % de los 300 viveirenses consultados por Sondaxe en el sondeo electoral elaborado para La Voz.

Más allá de necesidades básicas que según Loureiro están cubiertas, tiene por delante deberes como el traslado de la Escola de Idiomas al antiguo colegio de Celeiro, lo que permitirá a Aspanane abrir la única residencia de A Mariña para discapacitados intelectuales. Asignaturas pendientes que dependen del Concello también son aplicar la ordenanza que debería regular el sector del taxi, la del tráfico por el casco histórico u obligar a dueños de casas en mal estado a evitar daños a terceros.

Un Concello maniatado por las deudas

Según el fallecido Melchor Roel, cuando asumió la alcaldía en el 2003 el PP le había dejado una deuda bancaria de 7,18 millones, de 3,8 de facturas sin aprobar y de 0,3 millones por sentencias judiciales. Dieciséis años después, y tras amortizar cuatro millones en este mandato, el Concello debe diez millones a bancos. María Loureiro presume de rebajar la deuda y no incrementarla, ateniéndose «os obxectivos e directrices marcados polo Estado, de estabilidade, regra de gasto e morosidade». La ínfima liquidez del Concello lo maniata, reduciendo su capacidad de inversión real al 2 % de los 13,53 millones del presupuesto del año pasado. Resolverlo es otro de los deberes de Loureiro.

«SEN RECORTAR»

«Continuaremos co obxectivo de reducir a débeda sen recortar nin eliminar ningún dos servizos fundamentais».

PROVEEDORES

«Seguiremos reducindo o período medio de pago aos proveedores».

Más árboles y prevenir riadas

Al emblemático parque Pernas Peón le queda poco más que el nombre tras la tala de más 120 pinos y eucaliptos. La alcaldesa socialista ha anunciado en distintas ocasiones un plan para recuperarlo, plantando especies autóctonas y reordenándolo. Otro de los deberes asumidos por Loureiro en su programa electoral es de plantar árboles y crear zonas de sombra en los céntricos jardines Noriega Varela.

Con la naturaleza también están directamente relacionadas las riadas que asolaron el barrio de Xunqueira e inundaron varias zonas de Viveiro el pasado noviembre. Probablemente la asignatura pendiente más reciente, la regidora se compromete a «buscar a financiación necesaria para que o barrio recupere o seu aspecto orixinal», además de solicitar «ás diferentes administracións as medidas necesarias para que non se volva a repetir».

JARDINES

«Remodelación dos xardíns Noriega Varela para implantación de zonas de sombra e plantación de árbores».

XUNQUEIRA

«Buscaremos financiación para recuperar o barrio»

¿Será el 2022 el año del saneamiento integral de la ría anunciado en el 2011?

Tras veintiséis años planteándolo desde el Concello, Portos ha demolido los galpones que quedaban en pie en el muelle viejo. Otra vieja asignatura pendiente en el Concello es el saneamiento integral de la ría. La tubería que vierte sin depurar las aguas residuales de Celeiro en la dársena pesquera recuerda casi a diario que desde el 2000 la Unión Europea lo prohíbe en poblaciones de más de 15.000 habitantes. Si esta vez la Xunta cumple sus propios plazos, en el 2022 podría estar rematada esa obra.

Se anunció en el 2011 para el 2015, con cinco millones de inversión. En el 2016 la Xunta los rebajó a tres millones y puso como fecha de remate este año. Ahora demora el grueso del gasto, 1,83 millones al 2021.

Dotar a alcantarillado a parroquias que carecen de él y adjudicar la gestión de los residuos y del suministro de agua a empresas privadas son otros deberes del Concello que preside María Loureiro.

LA RÍA

«Seguir loitando para a limpeza e rexeneración da ría e a eliminación de puntos negros con verquidos».

PARROQUIAS

«Ampliación e mellora da súa rede de saneamento».

ORDENANZA «Aprobaremos a ordenanza municipal de medio ambiente, limpeza viaria e residuos».

RECICLAJE

«Campañas de Fomento da reciclaxe»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Trece años a vueltas con el plan urbanístico de Viveiro