Polémica por una intervención en la fachada de la fábrica de Sargadelos

MariñaPatrimonio recuerda que es un BIC y critica la falta de permisos, y desde la empresa afirman que los trabajos respetan las señas e identidad de la factoría


CERVO / LA VOZ

El colectivo MariñaPatrimonio denunció una intervención en la fachada de la fábrica cervense de Sargadelos asegurando que los trabajos no cuentan con la preceptiva autorización de la Consellería de Cultura ni con licencia municipal. Recuerdan que el complejo industrial fue declarado bien de interés cultural (BIC) con la categoría de monumento en el año 2014: «As mencionadas intervencións están a transformar e desvirtuar o emblemático edificio de Sargadelos, unha obra do arquitecto Andrés Fernández-Albalat que se construíu no concello de Cervo en 1968 por encargo de Isaac Díaz Pardo e Luis Seoane». MariñaPatrimonio, que denunció el caso ante la Consellería de Cultura y el Concello cervense, urge a paralizar las obras.

Por su parte, la empresa defiende la intervención. «Debido al deterioro, desportillados (con aperturas de ferralla a la intemperie), cristales rotos y otros desperfectos ocurridos con el paso del tiempo, la dirección de Sargadelos ha decidido repintar una parte de la fachada siguiendo las directrices y orientaciones de nuestro equipo de diseño», aseguran desde la empresa, indicando que «la propuesta de color de la fachada de la planta circular es sensible al conjunto de edificios de la fábrica. En sintonía con sus edificios vecinos, se pretende transmitir una visión constructivista actualmente presente en todos sus edificios (..) Este tipo de murales o decoración de edificios ha sido icónico desde los inicios del conjunto histórico de Sargadelos (..) No se debe olvidar que Sargadelos es una empresa viva con más de cien operarios trabajando en sus instalaciones, por lo que continuamente renovamos estancias, maquinaria o pintura y alicatados. El haber declarado sus instalaciones BIC el mismo año que entró la empresa en suspensión de pagos dice mucho de la capacidad de gestión de la anterior edición, más preocupada de su legado cultural que de su viabilidad económica».

«Carga» por ser BIC

La dirección reconoce que «la burocracia y cortapisas que implica para una factoría operativa y vigente ser declarada BIC es una carga y un incordio importante». También lamentan que MariñaPatrimonio denuncie esta actuación y, por el contrario, no critique ni las pintadas insultando a los obreros y directivos en su conflicto con UGT situadas en los accesos a la fábrica ni tampoco soliciten al Concello que retire los contenedores situados junto a la fachada. Insisten que la actuación respeta «profundamente las señas e identidad de Sargadelos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Polémica por una intervención en la fachada de la fábrica de Sargadelos