Posturas distintas a la hora de ver y de abordar el turismo y el sector empresas

Los candidatos, con datos de visitantes y de paro, destacan el potencial de Ribadeo


RIBADEO / LA VOZ

En el bloque sobre comercio, turismo y empresas algunos candidatos expusieron datos y aprovecharon para alertar sobre la situación socioeconómica del municipio. «Non hai máis que darse unha volta pola vila e ver carteis de Se Traspasa, Se vende...», aseguró Ramón Acuña (Ribadeo nos Une), quien cuestionó cómo se hizo la promoción turística en eventos como Fitur. Lamentó que «se esté deixando caer o edificio máis emblemático» en alusión a la Torre dos Moreno, «malvendida», y que no haya apuesta por el polígono industrial que, afirmó, frente a otros de la zona, solo tiene once naves.

Evaristo Lombardero (En Marea) abogó por hacer estudios para adoptar medidas y afrontar la crisis. Aseguró que Ribadeo tenía en 2016 la renta media más baja de A Mariña (21.800 euros), padece descenso continuado de población desde 2012 con un pequeño repunte en 2014, y apuntó que en 2005 había 118-120 locales de hostelería frente a los 86 de 2019. Aseguró que mientras en el polígono local el precio del metro cuadrado es de 79 euros, en Castropol, es de 44 y en Barreiros, de 27. Rey (PSOE) apuesta por un turismo desestacionalizado, de calidad y por su internacionalización para crear empleo y para asentar población joven y preparada. Afirmó que este sector representa el 65 % de la economía local. Propone un plan de actuación en el Camiño Norte, crear rutas de senderismo y la fiesta temática A vila con flores, además de una web entre Concello y negocios locales para promocionar y vender. Ve necesario hacer gestiones para conseguir la llegada de cruceros de expedición con un máximo de 80 pasajeros, y potenciar la celebración de congresos y ferias, de 2 o 3 días, con unos 200 participantes y un gasto medio de 150 euros por día y persona.

«Levo media hora aquí aguantando o que non ten nome» manifestó Fernando Suárez (BNG), que negó que llevara 16 años de alcalde, sino 12. Instó a los presentes a ser realistas y a ver que la gestión municipal de hace años es diferente a la actual, sujeta a normas y leyes -como la de Estabilidad Presupuestaria- que restringe la capacidad de acción, de crear servicios y empleo. «Din que o noso programa de goberno é floxo? Comparado con todos estes, seguro...», comentó Suárez: «E onde non hai peches de comercios? Si Amazon está acabando co pequeno comercio de todo o Estado». Defendió que trabajó para desbloquear el polígono y aseguró que si en 2013 atendieron a 90.000 personas en las oficinas de turismo, en 2018 la cifra ascendió a 120.000. Daniel Vega (PP) le espetó: «Baixe ese ego desmedido e toque o chan». Abogó por impulsar el polígono eliminando una tasa del 3 % que depende del Concello y gestionando con Sepes la rebaja del suelo. Propone un vivero de empresas y acusó a Suárez de atacar al sector maderero criminalizando el eucalipto, además de ser «o enemigo público da hostalería».

Jesús Pérez aseguró que el 70 % del programa de CxG se puede ejecutar «porque non custa nada», solo gestión. Instó a los candidatos de BNG y PP a avanzar cuántas dedicaciones crearán si ganan.

En el debate hubo varios momentos de tensión y llamadas de atención

«Que me chamen enferruxado non me gusta moito», manifestó Acuña en alusión a un comentario de Suárez, quien pedía ser realista y entender la gestión municipal actual. Tanto Acuña como Pérez instaron al nacionalista a tener más respeto por miembros de corporaciones pasadas: «Sobre todo porque algúns o fixemos gratis», indicó Pérez.

Otro momento de cierta tensión se vivió sobre las 21.30 horas. «O rural é o gran olvidado do goberno do BNG. Levamos pedíndolle a este goberno que demande unha brigada forestal», aseguró Vega, quien lamentó las sistemáticas negativas del Gobierno local a la Xunta, y le instó a dar explicaciones al BNG sobre la ayuda para la calle Pintor Fierros. Ese comentario molestó a Suárez, que le dijo en varias ocasiones: «Es un mentiroso». Vega le instó a retirar el insulto: «Non vou consentir que naide me chame mentiroso».

En el turno final, Lombardero cuestionó el futuro de la restauración de la Torre dos Moreno, preguntó por el acceso abierto a Illa Pancha y por los 880.000 euros del Plan Leader (Ribadeo-Castropol); Acuña cree que Ribadeo necesita un cambio, «sobre todo de talante»; Pérez planteó una ruta peatonal As Catedrais-Os Castros o un carril bici Ribadeo-As Catedrais; Rey abogó porque entre «aire fresco» en el Concello; Vega ligó la mayoría absoluta a la estabilidad y Suárez, que acabó con una cita de Eduardo Galeano, recordó los 5,2 millones invertidos en los últimos 4 años y la reducción de la deuda bancaria, y justificó salarios.

De eucaliptos y «apps» a las dedicaciones

Al inicio del tercer bloque del debate, abierto a que los candidatos expusieran otras ideas y propuestas, la moderadora tuvo que instarles a que se ciñeran a los tiempos de intervención. Pérez (CxG) defendió reducir sueldos de políticos y dedicar el dinero a contratar asistentes sociales para dar servicio a los mayores en sus casas. Propone cobrar por visitar As Catedrais, impulsar un reglamento de participación ciudadana y llevar iniciativas de colectivos al pleno. Acuña (RnU) pidió una intervención en el tráfico y criticó el salario del regidor y las dedicaciones: «600.000 euros en salarios en catro anos. Son unha chea de cartos». Frente al Ribadeo dinámico de hace 16 años que está a la cola en la comarca -aseguró- ahora el paro es del 12,55 % frente al 10,63 o 10,98 % de Burela y Foz, entre otros concellos con menos desempleo, como Barreiros. «O Concello de Barreiros para min non é modelo de nada», puntualizó Suárez (BNG), manifestando su respeto hacia los habitantes de ese municipio. Rechazó la acusación de Vega relativa al eucalipto y defendió la valentía de Ribadeo para cumplir con la ley que obliga a limpiar las franjas de protección. Rememoró la ayuda prestada por Ribadeo en los incendios que devastaron terrenos y casas en La Caridad. Suárez avanzó que pedirán a la Diputación que siga arreglando sus viales y defendió la lucha de la ciudadanía local por la residencia.

Daniel Vega (PP) le reprochó el gasto de 9.000 euros en un helicóptero para detectar los montes que no respetaban la franja de protección, y reiteró que la Xunta apuesta por Ribadeo.

Evaristo Lombardero (En Marea) alertó: «Ribadeo está sufrindo unha crise económica e social moi importante». Propuso un plan económico y también reclamó un plan de recursos naturales de la ría de Ribadeo, «para aproveitar unha oportunidade desde hai 32 anos». Rey (PSOE) propone una aplicación «app» para que los ribadenses alerten de incidencias, llevar internet a todo el municipio, facilitar transporte para desplazar a vecinos de las parroquias los miércoles al mercado, un programa de convivencia intergeneracional, festivales musicales para dinamizar el ocio nocturno, entre otros asuntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Posturas distintas a la hora de ver y de abordar el turismo y el sector empresas