Sin rastro del focense desaparecido hace 45 días y que buscan por Burela

Hay muchas incógnitas abiertas, pues su falta se denunció tras un mes sin saber de él


foz / la voz

Muchas incógnitas rodean la desaparición de un focense que la Guardia Civil buscó este jueves en la costa de Burela por tierra, mar y aire. Concluyó sin resultados un despliegue de medios que hizo aflorar la ausencia de A. P. L., de unos 46 años de edad. No se descarta que se cayese al mar en el litoral burelense de A Marosa, donde se sitúa su última pista el 5 de febrero. Aun así, antecedentes por narcotráfico disparan las conjeturas sobre el paradero de alguien del que no se sabe nada desde hace 45 días. Al misterio también contribuye que su falta fuese denunciada el 5 de marzo, casi un mes después de que sus allegados tuviesen las últimas noticias sobre él.

Apenas han trascendido informaciones oficiales sobre un suceso que trascendió públicamente este jueves por la mañana. No pasó desapercibido el operativo de la Guardia Civil, que movilizó varias patrullas por tierra, un helicóptero, la lancha de su servicio marítimo y buzos. Aprovecharon la marea viva más grande del año para rastrear el entorno de A Marosa, donde exploraron zonas rocosas solo visibles con bajamares como la de este día 21.

Pudo caer al mar

Testigos presenciales apuntan que la Guardia Civil también lo habría buscado días atrás en otras áreas de la costa burelense, en investigaciones que no llamaron tanto la atención como la última, que se prolongó desde las ocho y media de la mañana hasta poco después del mediodía.

Probablemente todas las circunstancias de la desaparición de A. P. L. explican el hermetismo oficial sobre las pesquisas de la Guardia Civil. Hasta el momento de elaborar esta información parece confirmado que su pareja lo habría echado en falta el 5 de febrero. Al menos es lo que habría declarado ella ante las fuerzas de seguridad un mes después, el 5 de marzo, cuando denunció que no sabía nada de él.

Fuentes vinculadas con el caso apuntan la posibilidad de que se hubiese caído al mar en el tramo de costa burelense rastreado este jueves. Entre otras razones, porque quienes lo conocen contaron que iba a pescar por ahí, por A Marosa.

De las hipótesis oficiales también formaría parte la que relacionaría sus antecedentes penales en casos de drogas con la tardía denuncia de su desaparición.

Con orígenes en la parroquia focense de Nois y miembro de una apreciada familia marinera, A. P. L. está considerado un viejo conocido de las fuerzas de seguridad.

Condenado a prisión

Informaciones solventes indican que a mediados del 2003 lo habrían detenido en Foz, junto a una joven a quien le encontraron ocultas en el sujetador 97 dosis de heroína, siendo acusados de presunto narcotráfico.

A principios del 2010, tras un año de investigaciones, la Guardia Civil lo habría sorprendido de nuevo, también en Foz, en una operación contra el narcotráfico con seis detenidos y en la que se incautaron unos 600 gramos de cocaína, así como pequeñas cantidades de cannabis y marihuana. En ese caso, el habría sido uno de los tres que ingresaron en prisión, sin fianza. En junio del año pasado fueron juzgados en la Audiencia de Lugo, donde cinco aceptaron condenas individuales de dos años y medio de cárcel cada uno y una multa conjunta de 60.000 euros, y la única mujer implicada fue absuelta. La Fiscalía les pedía para los seis penas de 36 años de prisión y, según el escrito de acusación, medio millón de euros de multa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sin rastro del focense desaparecido hace 45 días y que buscan por Burela