Más control tras las quejas de viveirenses «desesperados» con la movida nocturna

El Concello inspecciona locales y detecta casos de vandalismo en el centro histórico


viveiro / la voz

Ni es nuevo ni la solución parece cercana. Sin embargo, afloran con más intensidad que en otros momentos las protestas de vecinos del casco histórico de Viveiro por la movida y el botellón. Después de publicar La Voz que viveirenses dejan sus casas de noche, «desesperados» por los ruidos de la movida en el entorno de locales de ocio y por el botellón, el Concello refuerza el control en la medida de sus posibilidades. Además de la habitual vigilancia de horarios, en la madrugada del domingo ha inspeccionado algún establecimiento y ha detectado casos de vandalismo.

En lo que va de puente, las fuerzas de seguridad no encontraron en Viveiro ningún local abierto después del límite que marca su licencia, según la alcaldesa María Loureiro. Sí levantaron actas por contenedores tirados en calles del centro histórico y por una valla de obras que apareció colgada en las ramas de un árbol en la plaza de Santa María. La Policía Local también comprobó si un local cumplía las condiciones de su permiso. La regidora puntualiza que son las incidencias comprobadas por la patrulla de los agentes municipales, «que tiene que estar por todo el municipio; no podemos tener a un policía permanentemente en el casco histórico».

El problema de los ruidos de la movida nocturna vuelve a la actualidad tras las últimas denuncias públicas de la Asociación de Veciños Casco Antigo de Viveiro, que abandera las quejas vecinales. Residentes en el entorno de locales nocturnos ratifican quejas que plantearon en repetidas ocasiones, también formalmente, por escrito. «É imposible descansar, porque a xente está de copas fóra dos pubs; e cando pechan, siguen nas rúas», afirma uno de los vecinos consultados.

«Non estamos en contra da movida nocturna, pero todos debemos respectar as normas», precisa la directiva de Casco Antigo. La alcaldesa admite quejas ciudadanas, destaca el refuerzo del control policial y recalca que el Concello «intenta mediar de la mejor forma posible». Comparte objetivo con los vecinos y los hosteleros: conciliar el derecho al descanso de los viveirenses con el de los empresarios a trabajar y con el de la gente a divertirse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más control tras las quejas de viveirenses «desesperados» con la movida nocturna