Los mariñanos, los que más demandan el piso solidario de Lugo para pacientes oncológicos

Somos Unidos por el Cáncer también ofrece la vivienda, completamente gratis, a familias de bebés prematuros


VIVEIRO / LA VOZ

Solo quien se ha visto obligado, como paciente o como acompañante, a desplazarse a otra ciudad para recibir tratamiento médico sabe de la dureza que esta situación representa. Además de afrontar la enfermedad, la rutina de la vida familiar salta por los aires y el bolsillo se resiente. En el colectivo Somos Unidos por el Cáncer, creado en 2014, son conscientes de esta situación y hace dos años y medio pusieron en marcha un piso solidario en Lugo pensado para dar servicio a pacientes y acompañantes de pacientes oncohematológicos que tienen que desplazarse desde diferentes puntos de la provincia.

«Los pacientes oncohematológicos son los que tienen preferencia, pero en los últimos tiempos el piso también lo usan padres y madres de bebés prematuros ingresados en el HULA», explica Marián Pérez, secretaria del colectivo, quien confirma que los mariñanos son los que más demandan este servicio, que se presta a coste cero para los inquilinos. Lo justifica por la distancia entre la capital y la comarca (una media de 100 km y una duración de viaje). «Viene también gente del sur de la provincia, pero la mayoría son de A Mariña. Desde que abrimos hemos tenido vecinos de Covas, Burela, Mondoñedo, Foz... de muchos sitios. Hay gente que tiene terapia 20 o 30 días y solo va al hospital a recibirla durante cinco minutos diarios. Es un viaje largo para hacer continuamente y los pacientes necesitan descansar», asegura: «Lo más importante no es el número de personas que necesitan el servicio sino la duración de las estancias. Hay que tener en cuenta que algunos pacientes necesitan estar hasta dos o tres meses en Lugo y eso representa un gasto económico importante».

El piso solidario tiene tres habitaciones: una de tres camas de 90; otra de una cama de 1,35, otra de 90, una cuna y un serón o moisés; y una tercera con dos camas. Todos los dormitorios son independientes y tienen sábanas, mantas y toallas. «A los inquilinos se les entrega una llave y no la devuelven hasta que les dan el alta en el hospital», explica Marián, que insiste en que la vivienda se completa con zonas comunes completamente equipadas: cocina, baño, aseo, lavadero, salón comedor, galería... Aunque una persona realiza la limpieza a fondo varios días a la semana, se le pide a quien reside en el piso que contribuya a que esté limpio y ordenado. No hay ni wifi ni teléfono.

El colectivo afronta los gastos corrientes del piso (gasoil, luz...) gracias a la aportación de la Diputación, a lo que recaudan en eventos que organizan, a la contribución del voluntariado y con las donaciones que reciben de empresas, colectivos o particulares. La vivienda está ubicada en la Avenida da Coruña. Enfrente hay un supermercado y a 50 metros está la parada donde se puede coger el autobús número 8 que va directamente al hospital. El teléfono de contacto de la asociación es el 699 925 296.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los mariñanos, los que más demandan el piso solidario de Lugo para pacientes oncológicos