Dos jubilaciones dejan a la Policía Local de Viveiro más en precario que nunca

Ahora están operativos diez, la mitad de los que prevé el nuevo cuadro de personal


viveiro / la voz

El decreto 243/2008, que desarrolla la Ley de Coordinación de Policías Locales de Galicia, marcaba «el objetivo de que el número total de miembros de cada cuerpo de policía local alcance el 1,8 por cada 1.000 habitantes». A finales del 2015 la Xunta argumentaba que esa recomendación se refería al número total de agentes de las fuerzas de seguridad, con lo que incluiría policías nacionales y guardias civiles. Dos jubilaciones anticipadas dejan a la Policía Local de Viveiro más en precario que nunca. Ahora están operativos diez profesionales, dos de ellos auxiliares.

Justo la mitad de los veinte que prevé el cuadro de personal del Concello, recién aprobado aplicando la legislación gallega, según la cual «corresponde a cada ayuntamiento aprobar la plantilla de personal del respectivo cuerpo de policía local». De aplicar la recomendación de 1,8 policías por cada mil vecinos censados, Viveiro debería contar con 28.

Del Río y Taboada

Acogiéndose a la posibilidad de retirarse antes de los 60 años, aprobada el mes pasado por el Gobierno central, dos policías locales de Viveiro se jubilan anticipadamente después de casi cuarenta años. Aún no es efectivo su retiro, pero ya no se prevé que Mario del Río y Andrés Taboada vuelvan al servicio.

Sin ellos, la policía municipal viveirense la integran el inspector principal, el coordinador, ocho agentes (uno en comisión de servicios) y dos auxiliares. Fuentes oficiales puntualizan que en realidad actualmente están activos dos mandos, seis agentes y dos auxiliares. De los otros dos guardias, uno es baja laboral y el otro se ha trasladado a otra localidad de la provincia en comisión de servicios. «La plantilla es deficitaria», reconoce la alcaldesa.

Redoblan esfuerzos para un servicio 24 horas que la alcaldía quiere mantener

Si se cumplen las previsiones, la Policía Local de Viveiro incorporará a un nuevo agente a mediados de año. Es la única plaza nueva que ha creado el Concello, que tiene limitadas las posibilidades de nuevos contratos. Y en cuanto entre en vigor la nueva relación de puestos de trabajo municipal, la plantilla policial se quedará sin los dos auxiliares, que pasarán a ser vigilantes urbanísticos.

La alcaldesa María Loureiro prefiere no anticipar acontecimientos, aunque admite que a partir de marzo el servicio policial de 24 horas se complicará. Ahora funciona porque los profesionales en activo redoblan esfuerzos y por la cooperación de la Policía Nacional, sobre todo durante las noches. En cualquier caso, «haremos todo lo posible para seguir manteniendo el servicio; de tal modo que, aunque no sea posible físicamente, siempre haya alguien que atienda las llamadas, para poder responder en caso de una urgencia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Dos jubilaciones dejan a la Policía Local de Viveiro más en precario que nunca