«Si la UGT cobra alguna indemnización irá a trabajadores despedidos de Sargadelos»

El consejero delegado esperó ayer en la puerta de la fábrica de Cervo la llegada de los manifestantes


cervo / l a voz

Rogelia Mariña, exdelegada sindical en Sargadelos, fue ayer aclamada en Cervo por manifestantes gallegos, de Asturias, Cataluña o Zamora, entre otras regiones, que se sumaron a la manifestación de UGT para exigir libertad sindical y de los trabajadores en la fábrica cervense. Coreando consignas como «Sargadelos si, caciques non», «Segismundo, cabrón, traballa de peón» o «Readmisión despedidos» discurrió la marcha a la que, según fuentes ugetistas, asistieron un millar de personas.

En dieciocho minutos hicieron el recorrido entre el Concello y la factoría. Allí, en el exterior, el consejero delegado de Sargadelos, Segismundo García, les esperaba con las manos tomadas detrás de la espalda, trasladando en silencio un mensaje de autoridad y confianza. No se llegó a establecer diálogo, pero varios agentes de la Guardia Civil establecieron un cordón de protección. Antes de las intervenciones y en pleno reparto de claveles rojos, el consejero se retiró de la entrada, aunque después se le pudo ver siguiendo el acto tras la cristalera del edificio.

El secretario xeral de UGT Galicia, José Antonio Gómez, instó al empresario a rectificar, aseguró que Rogelia no se equivocó y afirmó que los trabajadores tienen miedo. Pedro Hojas, de FICA-UGT, agradeció el apoyo de compañeros de Alcoa, alabó los valores y principios de Rogelia Mariña «que lleva a Sargadelos en la sangre» (recordó que su padre falleció en la fábrica) y cuestionó el papel de la Fiscalía gallega en la defensa de los trabajadores.

El secretario general del sindicato tildó a Segismundo García de «chulo prepotente» por intentar provocar con su presencia. «Rogelia estará en la historia como una sindicalista que no se desvió, que no se arrodilló», aseguró Pepe Álvarez, quien, con respecto a las reclamaciones en los juzgados de indemnizaciones para UGT por causas relativas a Sargadelos, dijo: «Si la UGT cobra alguna indemnización, esta irá a los trabajadores despedidos (los de agosto). No se la va a quedar el sindicato». Avanzó que el lunes Mariña (actualmente de baja) volverá a la fábrica: «Que tengan cuidado. Si le tocan un pelo, vamos a ir a por ellos». También envió un mensaje a la Fiscalía de Lugo: «Que sean plenamente conscientes de que en esta empresa se ha estado delinquiendo». No obstante, Álvarez tendió la mano: «Si quieren restablecer la legalidad y readmitir a los despedidos y a Rogelia en el puesto que tenía, nos sentamos cuando quieran. No somos un sindicato que busca pleitos». De lo contrario, avanzó que presentarán la querella criminal contra el administrador único.

Rogelia Mariña: «Dóeme moito que a xente que foi despedida non a volvesen chamar para traballar»

Muchos manifestantes se fotografiaron con Rogelia Mariña, que ayer presentó el alta en la empresa para incorporarse el lunes. Agradeció públicamente el apoyo manifestado. Arropada por amigos y familia, manifestó: «Dóeme moito que a xente que foi despedida non a volvesen chamar para traballar. Os que foron no último ERE, sobre todo, non tiveron opción de prexubilacións nin de nada e non os chamaron. Iso si que é triste». Afirma que no buscó esta situación: «Pódese permitir nos anos de hoxe que alguén convoque unha asemblea e que arremeta contra min porque oíu e todo iso...? Non pode ser. Non busquei nada, sempre tratei de pactar coa empresa e ás veces fun acusada ata de ser amiga da empresa. Non son follonera, gústame chegar a acordos sempre que vaia na mellora das condicións dos traballadores».

El colegio tratará el lunes las quejas de familias porque manifestantes usaron el pabellón escolar en horario lectivo

Varias madres de alumnos del Colegio de Cervo trasladaron ayer a La Voz su malestar por el uso del pabellón escolar por una parte de manifestantes en horario lectivo. Padres y madres que acudieron ayer a las 16.30 horas a recoger a sus hijos al centro se encontraron con personas que no conocían usando el polideportivo y espacios comunes. «Algunos estaban fumando en el pabellón», indicaron algunos padres que ya avanzaron que pedirán explicaciones. No entienden como personas desconocidas pueden compartir espacios comunes en un centro escolar en horario lectivo. La Voz contactó con la dirección del colegio, que confirmó que en el consello escolar del lunes abordará este asunto. La dirección avanzó que también está molesta porque no se ajustó el uso al permiso concedido. El lunes ampliarán su versión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Si la UGT cobra alguna indemnización irá a trabajadores despedidos de Sargadelos»