Una estatua en recuerdo del Nobel Severo Ochoa

Luarca organizó ayer los actos centrales del 25 aniversario de la muerte del Nobel asturiano y le dedicó también una calle


LUARCA / LA VOZ

Valdés, Luarca, recordó ayer a Severo Ochoa al cumplirse el vigésimo quinto aniversario de su muerte. Frente a su museo, situado en la plaza del Ayuntamiento, se descubrió una escultura con su cuerpo y rostro con el fin de evitar que su vida y obra puedan caer en el olvido en su concejo natal. La escultura, realizada por una artista local, se convertirá a partir de ahora en uno de los elementos más destacados de la recién rehabilitada plaza de la localidad.

También se descubrió una placa en una calle que desde ahora llevará su nombre y que se encuentra frente a la casa en la que vivió de niño, en la zona de Villar.

Un centenar de personas no quisieron perderse el que fue el acto central de las actividades organizadas durante este año para recordar al Nobel de medicina, un valdesano amante de su tierra, pero que desarrolló gran parte de su vida profesional en Estados Unidos. Al acto acudió el consejero de Educación del Principado, Genaro Alonso, quien aprovechó para destacar el importante legado dejado por el científico. «Es una figura inmensa y muy relevante para la ciencia, un ejemplo de tenacidad, de honradez y de trabajo», manifestó.

También acudieron representantes de Petilla de Aragón, localidad navarra hermanada desde hace unos meses con Valdés y villa natal del Nobel de literatura Juan Ramón Jiménez.

Severo Ochoa nació en una céntrica casa de Luarca, a poco más de dos kilómetros del cementero donde fue enterrado hace 25 años.

Sus orígenes

Desde hace unos meses hay una serie de paneles informativos que guían a los turistas por todos aquellos lugares que fueron clave en el concejo para Ochoa, entre los que destacan la playa de Portizuelo. En este pedrero, muy cerca de su casa, el científico siempre reconoció en entrevistas que encontró su amor por la ciencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una estatua en recuerdo del Nobel Severo Ochoa